Noticias

17.Oct.2015 / 02:22 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

El ingeniero venezolano en Física aplicadas y doctor en Economía, Ricardo Hausmann, saltó a la palestra en el 2004 para decir que el entonces presidente, Hugo Chávez, no había ganado la elección del referéndum revocatorio celebrado el 14 de agosto de ese mismo año.

En un modelo estadístico matemático, realizado y financiado por la Coordinadora Democrática y Súmate, Hausmann y Roberto Rigobon apuntaban que el no conseguir pruebas de que no hubo fraude en el proceso era, en consecuencia, una prueba irrefutable, aunque no explicable, de que había ocurrido un fraude.

El argumento no caló ni en el Centro Carter, que desestimó el análisis, ni siquiera en la propia oposición. Lo que muchos no sabían es que el propio Hausmann, ya entonces un prestigioso profesor de la Universidad de Harvard, en Boston, Estados Unidos, estaba defendiendo sus propios intereses luego de haber pronosticado en escenarios económicos internacionales que la caída de Chávez era inminente.

La equivocación del profesor frente a los estrictos círculos académicos del Norte era una cuestión de honor que requirió al menos la defensa “de intereses inconfesables”.

Diez años después, Hausmann vuelve con otro análisis titulado “¿Hará default Venezuela?”, en el cual el economista echa base de una enorme manipulación ideológica para incrementar el clima de desconfianza y desestabilización que se genera desde países foráneos contra Venezuela.

Sin embargo, hay quienes se preguntan, y de dónde salió el prominente analista que ha ocupado páginas de diarios y portales en el mundo entero como el “hitman” (sicario, en inglés) de la Universidad de Harvard contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Vinculaciones de Hausmann con gobiernos anteriores

Ricador Hausmann es venezolano, graduado en una licenciatura en Ingeniería y Física Aplicada, en la Universidad de Cornell, EEUU, donde posteriormente realizaría un master y un doctorado en Economía.

En una fugaz y vertiginosa carrera profesional, tan solo tres años después de su doctorado, Hausmann formó parte del gabinete económico del gobierno “de un país quebrado”, de Luis Herrera Campíns, como secretario y gerente general de planificación a corto plazo del entonces Ministerio de Planificación.

Posteriormente, y al cambio de gobierno, Hausmann mantuvo un puesto en la Comisión Presidencial para la Reforma del Estado (Copre), con la que Jaime Lusinchi intentó en vano frenar el descalabro de la IV República con un plan de regulaciones con acento en el recorte del gasto público.

Años después, el profesor se atrincheró en el Instituto de Estudios Superiores Administrativos (IESA), que en aquel entonces se convirtió en la plataforma académica del Grupo Roraima (Marcel Granier, entre otros).

Hausmann también le tocó posteriormente participar en la fase final del gobierno de Carlos Andrés Pérez entre 1992 y 1993 al frente del Ministerio de Planificación de Cordiplan, obteniendo los resultados que ya todos conocen.

Intereses con EEUU, FMI e Israel

Por otra parte, Hausmann realmente es un reconocido académico de los ThinkTank (tanque de pensamiento en inglés) que promueven el libre mercado como la panacea para los problemas económicos y sociales del “tercer mundo”, como lo son a los ojos de EEUU los países del continente americano.

La defensa de la dolarización de la economía de países poco industrializados, la adopción de políticas para el financiamiento del Fondo Monetario Internacional y otros organismos multilaterales para el control de la economía foránea, entre otros temas, forman parte de las áreas que instrumentaliza este docente, según las investigaciones publicadas en su propia página web, para defender el neoliberalismo como tabla de salvación.

Hausmann, además, es un activo colaborador del Estado de Israel y considera que “América Latina es un complemento natural de Israel” porque es un “importador neto” de bienes y tecnologías en los que Tel Aviv tiene “grandes fortalezas”, como manejo de agua, agricultura, seguridad o informática. En su lógica, América Latina exporta productos interesantes para Israel, como energía, minerales, metales y productos alimentarios, por lo que “hay una gran complementariedad natural” que ha llevado a que las relaciones económicas sean “de larga data e importantes para ambos lados”.

Personalidad en las redes

Hasta ahora, Hausmann podría ser un profesor de alto nivel académico en los círculos intelectuales estadounidenses, sin embargo, al hacer una revisión de su cuenta en las redes sociales es fácil percatarse de los “intereses ocultos” de este docente con relación a la política venezolana.

Con fecha del pasado 17 de mayo, Hausmann mantiene vigente en su cuenta de Twitter una foto de Lilian Tintori, esposa de Lepoldo López, posterior a la entrega del “Premio Harvard” a este último por sus esfuerzos en la lucha por la “democracia”.

Asimismo, el profesor de Harvard publicó en pleno apogeo de las demostraciones de violencia de grupos de extrema derecha en febrero de este año el siguiente mensaje; “Globalización de la Democracia: Venezuela en Ucrania”, acompañado de una imagen de los grupos rebeldes, de corte neonazi, que derrocaron el Gobierno de ese país sosteniendo una bandera venezolana en la plaza de Maidan, donde más de un millar de personas, entre civiles y personal militar y policial, perdieron la vida en un conflicto atizado por Europa y las potencias occidentales para tomar control geopolítico de ese país.

Más reciente, en una entrevista al diario El Nacional, luego que Maduro se refiriera al artículo publicado por Hausmann, este se defendió de las acusaciones del Presidente señalando que la única solución económica que le avizoraba al Gobierno venezolano era la siguiente: “Yo lo que le diría a Maduro es que si quiere a Venezuela que renuncie y llame a elecciones”.

Cualquier parecido con el llamado que realizan personales radicales como María Corina Machado, Antonio Ledezma o el propio López, es pura coincidencia.

Ricardo Haussman y las negociaciones con Lorenzo Mendoza

El presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, difundió a través de su programa Con el Mazo Dando, una conversación telefónica entre el economista, Ricardo Haussman, y el presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza. En la llamada se habla de “un plan de ajustes para Venezuela” impulsado por un préstamo del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

Diosdado calificó como “indignante” la propuesta, y aseguró que Mendoza emprende actividades “conspirativas” en contra del país. “Qué están planificando esa gente contra el pueblo de Venezuela, hay que ser bien malnacido para que desde la comunidad de los millones que ellos tienen planifiquen el futuro de Venezuela”, expresó Cabello tras mostrar la grabación.

Cabello rechazó que grupos empresariales negocien la suerte de los venezolanos. ”Da indignación, ¿verdad?, cómo dos seres que dicen ser venezolanos están negociando con el Fondo Monetario Internacional, con el Banco Mundial, con unos 50.000.000, con otro puede llegar a once, con la CAF, pero no le van a pagar a la gente sino que ellos se van a quedar con su comisión, inclusive meten al presidente Obama”, indicó el diputado.

Durante la conversación Haussman le dice a Mendoza que pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI) una reunión en “petite comité” para hablar “a calzón quitao” sobre Venezuela y pedirles apoyo.

“Si tu recibes una llamada de Obama, para nosotros es muy importante que ustedes (FMI) se metan en Venezuela” asegura Haussman.

“No es posible hablar de una salida democrática en Venezuela sin ayuda internacional sustancial”, dice Lorenzo Mendoza quien agrega que solicitarían un financiamiento de 40 ó 50 mil millones de dólares al organismo multilateral, y a otros entes internacionales.

VTV/Agencias

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve