Noticias

19.Abr.2016 / 01:41 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ratificó su voluntad de defender la democracia en ese país ante el golpe de Estado promovido por la cámara baja de diputados, mediante el uso fraudulento de la figura del impeachment (proceso de incapacitación de altos funcionarios de Gobierno, incluido el Presidente).

“No hay pruebas en mi contra por casos de corrupción o de cualquier tipo de irregularidad”, refirió la Mandataria brasileña quien alertó una vez más que “esto es un golpe porque ellos -los parlamentarios- están investidos e incurren en acusaciones sin bases legales”.

La mayoría de la cámara baja de Diputados del Congreso de Brasil dio este domingo un paso más hacia el golpe parlamentario al aprobar el juicio político contra la presidenta Rousseff, con base en supuestas faltas administrativas con argumentos políticos y no legales.

“Están utilizando asuntos contables fiscales que no tienen que ver con el mal uso del dinero público” dijo en rueda de prensa con medios internacionales.

Rousseff explicó que el proceso de golpe de Estado “rompe la base de la democracia, y yo creo que sin democracia, Brasil no va a transformarse, ni a recuperar nuestra capacidad para retomar nuestro crecimiento”.

Recordó que la derecha brasileña intentó deslegitimar el sistema electoral cuando ella ganó las elecciones presidenciales de 2014. Como no les funcionó-acotó- ahora emprenden una fraude judicial para poner en marcha un golpe de Estado.”Los únicos medios justificables en un país que tiene una democracia es el voto secreto, directo de la población y de esa manera la derecha no puede llegar al poder”, dijo.

Subrayó que defenderá la democracia en Brasil y las políticas sociales para el pueblo garantizados durante su mandato. “Brasil tiene una inmensa capacidad de recuperación, de recomposición de fuerzas, (…) y quiero decir que voy a luchar por eso (…)”, reafirmó.

Ante esta coyuntura, la Presidenta recalcó su disposición a continuar resistiendo en defensa de la democracia: “Cuando uno es víctima de un golpe, quien tiene honor y dignidad tenemos una opción: resistir”, indicó.

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, en alianza con el vicepresidente de Brasil Michel Temer, del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) que rompió relaciones con el gobierno de Rousseff, promueve la destitución de Rousseff.

Cunha es investigado por su presunta participación en el escándalo de corrupción en la estatal Petrobras. Sobre él además recaen varias investigaciones por presuntas actividades ilícitas. En octubre de 2015, las autoridades brasileñas pusieron en marcha una investigación penal por lavado de dinero, luego de que las autoridades suizas proporcionaran a los fiscales brasileños los detalles de cuatro cuentas bancarias suizas en su nombre.
AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve