Noticias

25.Sep.2016 / 03:35 pm / Haga un comentario

Foto: archivo

Foto: archivo

En la edición número 197 del programa dominical Aló, Presidente, el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, subrayó que el Gobierno bolivariano está guiado a los intereses del pueblo venezolano, y que además se sustenta sobre bases sólidas de soberanía, independencia y autodeterminación.

“Venezuela tiene un gobierno soberano; Venezuela es un país independiente, no sometido a poder externo alguno, el poder que impera en Venezuela no es el de Washington, el poder que impera en Venezuela es el poder del pueblo venezolano, el pueblo soberano y este gobierno representa la soberanía de su pueblo”, manifestó el líder socialista esa tarde del 11 de julio de 2004, desde Ciudad Urdaneta, municipio Lagunillas, estado Zulia.

Mencionó que ante esa realidad el poder imperial busca, con sus lacayos en el país, arremeter contra la patria bolivariana e intenta de todas las formas intervenir en los asuntos internos de Venezuela, con el objetivo único de restituir su tutelaje y apropiarse de las riquezas de la nación.

En ese sentido, quienes en Venezuela se prestan al juego imperial, propiciando el intervencionismo estadounidense imperialista, en el que están agrupado la dirigencia, “no es otra cosa que el propio del diablo. Porque el diablo le vende su alma al diablo. Es decir, la oposición venezolana le vende su alma al diablo”.

“Es triste esto, que personas que nacieron aquí, en Venezuela, estén ahora sirviéndole al imperio, eso no es nuevo además, no es nuevo. Durante los cuarenta años del gobierno de estos partidos de la coordinadora así llamada y de los sectores que están allí unidos en torno al consenso pa’ (George) Bush, siempre tuvieron cumpliendo el papel de lacayos del imperialismo, vendedores de su propia patria, no tiene amor por este pueblo ni respeto por nada”, agregó.

El comandante recordó que el plan de país de esos sectores apátridas es elaborado, financiado e impuesto desde Washington, y como ejemplo hizo referencia al denominado Proyecto Consenso para Construir una Agenda Nacional, producido en 2003 por el Centro para la Difusión del Conocimiento Económico (Cedice), dedicado a la expansión del “pensamiento económico que no es otro que el neoliberalismo, el pensamiento del diablo, el plan consenso de Washington”.

Dicho consenso, agregó en aquel momento, pretendía ser desarrollado mediante la unión de esfuerzos entre un consorcio de grupos empresariales: la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), que un año antes habían puesto en marcha las primeras fases del golpe de Estado contra el Gobierno de Hugo Chávez.

Además, ese consenso iba a contar con una agencia de propagandas que lo encabezarían corporaciones mediáticas como El Nacional, El Universal y Globovisión.

“De allá (desde Washington) lo que vienen son órdenes. ¡Claro! Como dice el dicho: ‘el que paga la orquesta pone la música’. Ellos asignan el dinero pero empiezan a dar órdenes”, alertó.

Mercosur

En su alocución, Chávez destacaba el ingreso de Venezuela al Mercado Común del Sur (Mercosur) como país asociado, hecho que constituyó el primer paso para que la nación lograra incorporarse como miembro pleno el 31 de julio de 2012.

Unirse al Mercosur tuvo para Venezuela una importancia transcendental pues le permitió afianzar los lazos de integración, cooperación y solidaridad con los pueblos suramericanos, así como defenderse de las agresiones e intentos de colonialismo perpetrados por el imperio norteamericano.

“Teníamos casi 6 años de haber solicitado nuestro ingreso al Mercado Común del Sur; ese es nuestro rumbo. Pero Venezuela no ingresó a cualquier Mercosur, o en cualquier momento, ya que tenían que darse las condiciones apropiadas, ideales para que Venezuela ingresara al Mercosur, un Mercosur repotenciado, un Mercosur donde se está construyendo un proyecto alternativo, un Mercosur impulsado por pueblos que han despertado, un Mercosur sacudiéndose al neoliberalismo, un Mercosur reconstruyéndose a sí mismo”, recalcó.

Todas estas condiciones permiten a la región “hacer un bloque de poder en un mundo pluripolar, y esa es la misión de la Revolución Bolivariana que ya no está sola, la Revolución Bolivariana cada día está más acompañada en el mundo”, planteó el líder socialista.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve