Memorias / Noticias

5.Oct.2015 / 08:47 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

El 5 de octubre de 1935, luego de haber luchado contra una sinusitis crónica y una enfermedad pulmonar, falleció quien es considerado el vanguardista de las doctrinas marxistas en Venezuela, José Pío Tamayo, venezolano que se dedicó desde muy joven a la poesía, al periodismo y la política, su vida transcurrió durante la dictadura de veintisiete años que instauró el General Juan Vicente Gómez desde 1908, a la cual hizo oposición.

Este tocuyano fundó la revista lírica Renacimiento, más tarde con sus amigos Montesinos Rafael Elías Rodríguez, los hermanos Losada, (Hedilio y Alcides), Jesús García, entre otros fundaron el centro cultural El tonel de Diógenes. En Barquisimeto creó la biblioteca Gilblas, ahí escribió la novela El dolor de los granujas cuyo contenido iba contra el orden establecido, por lo que lo hizo sospechoso ante el General Juán Vicente Gómez, quien lo mandó a poner preso.

En julio de 1923 emigró hacia La Habana. Allí entra en contacto con grupos de oposición al gobierno del general Juan Vicente Gómez y colaboró en el periódico Venezuela Libre que dirige Francisco Laguado Jaime, al mismo tiempo que escribía en la Revista Universitaria. De la misma manera, en Cuba se familiarizó con los postulados del marxismo y participó en la fundación del Partido Comunista Cubano, así como en la formación de un grupo venezolano de lucha contra Gómez, de matiz socialista.

Cuando regresó a su país fue detenido el 13 de marzo y enviado, junto con otros dirigentes estudiantiles, al castillo de Puerto Cabello, donde murió consecuencia de 7 años de cruel e inhumano encarcelamiento en las ominosas mazmorras de la tiranía gomecista, que pusieron en gravedad su salud. Los aportes éticos y materiales de Tamayo a las luchas revolucionarias, políticas y sociales en Venezuela, Latinoamérica y el Caribe se nutrieron del pensamiento bolivariano de la patria grande y continental fundamentado en el materialismo histórico.

Con el Mazo Dando

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve