Memorias / Noticias

6.Ago.2015 / 10:19 am / Haga un comentario

Foto: Comunicación de Gobierno

Este jueves se cumplen 191 años de la Batalla de Junín, que selló la independencia del Perú. Un triunfo decisivo, porque destruyó la moral enemiga y convenció a los patriotas de que la victoria final estaba cerca, lograron las tropas del ejército independentista sobre las huestes realistas, el 6 de agosto de 1824 en la pampa de Junín, en la actual región del mismo nombre.

Sobre los cuatro mil metros de altura, se encontraron las tropas independentistas de Simón Bolívar y las realistas de José de Canterac. Alrededor de las tres de la tarde, las caballerías se enfrentaron: la patriota que era la vanguardia del ejército Bolívar y la realista que era la retaguardia de las huestes de Canterac.

“Soldados, vais a completar la obra más grande que el cielo ha podido encargar a los hombres… El Perú y la América entera aguardan de vosotros la paz, hija de la victoria ¡Vosotros sois invencibles!”, manifestó Bolívar a la tropa.

Sin un solo disparo, la batalla de Junín fue a punta de sables, bayonetas y lanzas.

El enfrentamiento tuvo a la caballería de Canterac avanzando y a las fuerzas de Bolívar retrocediendo.

Ante una evidente derrota, Bolívar planificó la retirada. Se afirma que el general José de La Mar ordenó al mayor Andrés Rázuri que lleve la orden de retirada, la que el oficial peruano cambió sobre el terreno al decirle al coronel Isidoro Suárez, jefe de los Húsares del Perú, que debía ir ‘¡Al ataque!’.

Una derrota segura fue transformada en una formidable victoria, porque ante el avance de los húsares sobre sus caballos, sable en mano, todas las demás fuerzas patriotas se lanzaron hacia delante y los españoles huyeron.

Sobre el campo, tras 45 minutos de pelea, quedaron 250 muertos y 83 prisioneros realistas, así como 45 muertos y 99 heridos patriotas. La Independencia estaba cerca.

Proclama del libertador Simón Bolívar a los peruanos después de Junín

Peruanos:

La campaña que debe completar vuestra libertad ha empezado bajo los auspicios más favorables. El ejército del general Canterac ha recibido en Junín un golpe mortal, habiendo perdido, por consecuencia de este suceso, un tercio de sus fuerzas y toda su moral. Los españoles huyen despavoridos abandonando las más fértiles provincias, mientras el general Olañeta ocupa el Alto Perú.

Peruanos:

Bien pronto visitaremos la cuna del Imperio peruano y el templo del Sol. El Cuzco tendrá en el primer día de su libertad más placer y más gloria que bajo el dorado reino de sus Incas.

Cuartel General Libertador de Huancayo, 13 de agosto de 1824

Consecuencias de la batalla:

A pesar de que esta batalla es considerada como una escaramuza o riña de poca importancia, este enfrentamiento militar engrandeció mucho la moral de los patriotas victoriosos, como una primera victoria en el Perú. La retirada de las tropas de Canterac después de la derrota de Junín fue implacable y condujo a deserción considerable de las tropas realistas hacia el bando de los patriotas peruanos. Finalmente, el virrey del Perú, José de la Serna e Hinojosa, tuvo que intervenir como comandante de las fuerzas españolas para tratar de restablecer la moral. Philipp Otto Braun (Felipe Braun) se convirtió en el “héroe de Junín.”.

Luego de la victoria en la batalla de Junín, los patriotas llegarían con más ánimos a la batalla que pondría fin al gobierno realista en el Perú: La Batalla de Ayacucho. Bolívar luego de liberar al Perú pondría en agenda conformar una alianza que se llamaría Federación de los Andes la cual incluiría a las Repúblicas que había ayudado a liberarse del yugo español.

Actualmente como venezolanos, latinoamericanos y patriotas, consta que existen personajes traidores así como se veía en tiempos pasados, pero también consta que existen verdaderos hijos de Bolívar y dignos herederos de la gesta independentista, como millones de héroes y heroínas que cada día luchan por construir sobre lo sembrado, demostrando que Bolívar y Chávez no araron en el mar.

RNV

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve