Memorias / Noticias

28.Ene.2014 / 08:44 am / Haga un comentario

Prensa PSUV.- El 28 de enero de 1853, nace en la Habana, Cuba, José Martí, héroe nacional de ese país, político, poeta, filósofo y escritor considerado uno de los más grandes pensadores del siglo XIX en el continente. Sus padres fueron Mariano Martí Navarro, procedente de Valencia y Leonor Pérez Cabrera, canaria, de Santa Cruz de Tenerife.

Fue al colegio de San Anacleto, dirigido por Rafael Sixto Casado y cuando aprendió a leer se cambió a la Escuela Municipal de Varones, donde se encontró con don Rafael María de Mendive, que frente a las restricciones paternas se hizo cargo de la educación de Martí, costeándole los gastos del bachillerato. Mendive, educador y poeta, se convirtió en su segundo padre e imprimió en él una marca para toda su vida.

En 1868, año en que se produce el Grito de Yare, comenzó a colaborar en un periódico con intenciones políticas independentistas, lo que provocó su ingreso en prisión y más tarde su destierro a España, donde continuó sus estudios.

Se estableció en Madrid y en 1871 publicó “El presidio político en Cuba”, su primera obra en prosa. En 1873 se trasladó a Zaragoza donde estuvo 16 meses y consiguió licenciarse brillantemente en Derecho. En los posteriores cuatro meses, se dedicó a terminar su licenciatura en Filosofía y Letras.

Al año siguiente viajó a París, donde conoció a Víctor Hugo y a Augusto Bacquerie. En este viaje terminó desembarcando en Veracruz, México, donde estuvo durante dos años. Este período es trascendental en la vida de José Martí: comenzó a conocer la grandeza del pasado indígena y el período colonial.

Con la paz de Zanjón, en 1878, regresó a la Habana y un año después vuelve a salir deportado hacia España (1879). Allí, siente nostalgia de su hijo y publica Ismaelillo y Versos libres.

Al año siguiente (1880) vuelve a América y se establece en Nueva York, desde donde planea y organiza la liberación de su país. Su fama crece. Argentina, Uruguay y Paraguay le confían su representación consular en la gran urbe norteamericana; pronuncia discursos, escribe artículos y versos, conspira, lucha, funda la Liga Patriótica y redacta las Bases del Partido Revolucionario Cubano. Por supuesto, su actividad política no impidió que continuara su labor poética: en 1891 escribe Versos Sencillos.

El 11 de abril de 1895 desembarca en la Isla de Cuba, con Máximo Gómez y otros cuatro patriotas en Playitas, provincia de Oriente. El 15 de abril recibe los grados de Mayor general del Ejército Libertador. El 18 de mayo de 1895 escribe a Manuel Mercado una carta que es considerada su testamento político.

En los años siguientes, su vida de conspirador es de una constante agitación y en 1895, cuando los patriotas cubanos se levantan, embarca en Cabo Haitiano, después de haber suscrito con Máximo Gómez el Manifiesto de Montecristi. El 19 de mayo de ese mismo año, en la acción de Dos Píos, una bala le alcanzó y segó la vida del héroe cubano en plena madurez.

José Martí fue un romántico por su inspiración y rebeldía, un precursor del Modernismo por sus gustos e inquietudes y por las cualidades de su prosa, un orador de gran altura, el héroe de un pueblo al que entregó su inteligencia, su voluntad y su vida.

Martí es presente y futuro. Placer al alma y fuertes testimonios hallamos en sus obras completas y en su epistolario, escritos con la agudeza de un intelecto que tienen hombres con su grandeza de espíritu humanista y de carácter antiimperialista, antianexionista, antirracista, antiesclavista y latinoamericanista.

José Martí ha pasado a la historia como el héroe nacional de Cuba. Por su entrega a la causa de los pobres y a la libertad de los pueblos, se ha ubicado como uno de los insignes hombres nacidos en la Patria Americana.

“Con los pobres de la tierra” echó su suerte. Su prédica constante fue convocar a los hombres a crecer hasta la estatura de los buenos, como escribió a los niños en La Edad de Oro:

“Antes todo se hacía con los puños: ahora la fuerza está en el saber, más que en los puñetazos; aunque es bueno aprender a defenderse, porque siempre hay gente bestial en el mundo, y porque la fuerza da salud, y porque se ha de estar pronto a pelear, para cuando un pueblo ladrón quiera venir a robarnos nuestro pueblo. Para eso es bueno ser fuerte de cuerpo, pero para lo demás de la vida, la fuerza está en saber mucho…”

Hoy en el aniversario 161 de su natalicio y a propósito de la cumbre CELAC que se está celebrando en su Cuba natal, reivindicamos el pensamiento, la acción y el proyecto de este gran héroe nuestro americano.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve