Memorias / Noticias

27.Nov.2014 / 09:20 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Prensa PSUV.- El 27 de noviembre de 1992 una verdadera unión cívico-militar protagonizó la segunda insurrección en contra del legado puntofijista, representado por el gobierno de Carlos Andrés Pérez. Desde entonces, la historia venezolana quedó escindida para dar cabida a profundas transformaciones políticas y sociales que allanaron el camino hacia la Revolución Bolivariana.

Fue un grupo compuesto por civiles militantes en organizaciones revolucionarias y altos oficiales de la Fuerza Armada Nacional (FAN) el que hizo frente a los estragos causados por las políticas neoliberales de flexibilización económica ejecutadas por la administración adeca.

La participación de la Fuerza Aérea en el movimiento insurgente del 27 de noviembre de 1992, fue una prolongación de los hechos del 4 de febrero de ese año, afianzados en la lucha popular emprendida por los venezolanos desde 1989 cuando en los días del Caracazo se cambió el rumbo de la historia del país.

El movimiento de las tropas bolivarianas se inició a las 11 de la noche del día anterior con el objetivo de capturar al presidente Carlos Andrés Pérez, y de establecer una junta cívico-militar como gobierno de transición. También, estaba planeado liberar a Hugo Chávez, encarcelado luego de la rebelión de febrero.

Para ese 27 de Noviembre, las ciudades de Caracas y Maracay se convirtieron en el escenario de la primera batalla aérea en la historia del país.

La sede de la televisora pública Venezolana de Televisión, así como las antenas repetidoras de RCTV y Venevisión fueron tomadas por el teniente Jesse Chacón, quien tenía órdenes de transmitir un video grabado por los dirigentes de la insurrección en el cual se explicaba el por qué de la rebelión y llamaban a las Fuerzas Armadas a unírseles. No obstante, en su lugar fue transmitido un vídeo grabado previamente por Chávez.

Por su parte, el presidente Carlos Andrés Pérez se comunicó con la nación a través de la señal de Televen, la única televisora nacional en su poder, donde anunció que este golpe era un “coletazo”, y que el gobierno tenía la situación controlada. A las 3.30 de la tarde, los rebeldes en VTV se rindieron, luego de un enfrentamiento con las fuerzas leales al gobierno que dejaron un saldo de nueve muertos.

A las cuatro de la tarde, varios rebeldes se rindieron aunque muchos escaparon a Perú donde fueron recibidos por el gobierno de Fujimori en calidad de perseguidos políticos. En abril de ese año, el gobierno venezolano había roto relaciones diplomáticas con Perú por el autogolpe que Fujimori había dado.

En la noche, aunque la situación se encontraba controlada en el plano militar, se reportaron enfrentamientos entre la policía y civiles en las parroquias caraqueñas de Caricuao y 23 de Enero.

En el retén de Catia ocurrió un motín y varios privados de libertad lograron escapar, muriendo decenas en enfrentamientos con la Guardia Nacional de Venezuela.

500 oficiales y suboficiales fueron arrestados tras los acontecimientos junto con 800 soldados sin rango y 40 civiles; no obstante, solamente 196 personas, entre civiles y militares, fueron llevadas a un tribunal militar, incluyendo a las que huyeron a Perú y se les abrió un proceso en su ausencia. De estos, 97 fueron condenados y el resto absueltos. Unas semanas después, la Corte Suprema de Justicia anuló los juicios y dentro del período de un año, todos los implicados ya habían sido liberados por los gobiernos de Ramón J. Velásquez y Rafael Caldera.

Las cifras oficiales hablan de 171 muertos (142 civiles y 29 militares), las extraoficiales de 300. Además, se contabilizaron 95 heridos militares. Los caídos en esta gesta heroica, ofrendaron su vida en la construcción de una patria nueva, en el intento de conseguir una vida mejor para millones de venezolanos azotados por la desesperanza.

Hoy la patria nueva, honra la memoria de los caídos el 27-N y les dedica el futuro que estamos construyendo y que ellos siguen allanando con su ejemplo.

“El 27 de noviembre será el Día de la Fuerza Aérea Venezolana, la fuerza aérea revolucionaria, patriota. Más nunca estará subordinada a intereses imperialistas, ni a otro interés que no sea el interés nacional”, expresó el presidente Hugo Chávez en 2009, cuando se estableció esta fecha conmemorativa a través del decreto presidencial número 7.102.

Anteriormente, por más de ocho décadas el aniversario de la Fuerza Aérea se celebraba el 10 de diciembre en conmemoración al desfile de los primeros aviones de guerra traídos al país durante la dictadura de Juan Vicente Gómez en 1920.

“Ese gobierno fue pro-imperialista, traicionó a Venezuela y entregó el petróleo a Estados Unidos. Ahora, en el siglo XXI será el día de aquella gran batalla aérea, la del 27 de noviembre de 1992″, puntualizó Chávez en aquella oportunidad.

Tanto el levantamiento militar del 4 de febrero con el comandante Hugo Chávez a la cabeza, como los sucedidos en noviembre, pusieron en evidencia que la institución armada había dejado de ser un ente monolítico orientado a garantizar la estabilidad del sistema democrático para convertirse en garante del bienestar del pueblo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve