Memorias / Noticias

19.Abr.2015 / 10:26 am / Haga un comentario

El 19 de Abril de 1810, el pueblo de Venezuela tomó la decisión irrevocable de ser independiente y, en Caracas, dio el primer paso para alcanzar la independencia y dejar de ser una colonia española.

Aquel jueves santo de 1810, el pueblo caraqueño asistía a sus costumbres religiosas y en la Plaza Mayor (hoy plaza Bolívar) se reunió para marcar el inicio de la lucha por la independencia nacional. Desde esa plaza, y hacia el Ayuntamiento de Caracas (hoy Casa Amarilla, sede de la Cancillería), el pueblo gritó un rotundo “No” al mando del capitán general Juan Vicente Emparan, representante de la corona española.

“Aquel 19 de Abril Caracas se transformaba en la génesis de la lucha contra la opresión monárquica y tímidamente los venezolanos comenzaban a dibujar en sus conciencias la posibilidad de crear un gobierno independiente del imperio español. Aquel primer acto constituyó el punto de partida en la consecución de la independencia venezolana y la fundación de la Primera República, de ahí en a delante no se dudó sobre la necesidad de ser libres e independientes de España, quienes participaron en el primer acto republicano mostraron el camino que se debía seguir, y entre ese nutrido grupo es preciso destacar la presencia de los pardos”, escribe Luis Castillo al citar el libro La lucha por la igualdad. Los pardos en la independencia de Venezuela 1808-1812, de Rocío Castellanos y Boris Caballero.

Luego de ese momento histórico, fue conformada una Junta Suprema de Caracas que gobernaría la Capitanía General de Venezuela hasta la instalación del primer Congreso Constituyente, en marzo de 2011. Sus 43 diputados declararon la independencia absoluta de España, el 5 de Julio de 1811.

El escritor Luis Britto García en un artículo publicado el 21 de abril de 2012 en su blog personal, explica que la del 19 de Abril es la primera rebelión “que culmina en un proceso independentista que dura hasta hoy. Sus postulados, el derecho a procurar la propia conservación y defensa, a erigir un sistema de gobierno que las garantice, la soberanía del pueblo, son conceptos relumbrantes y poderosos como relámpagos”.

Este domingo se cumplen 205 años desde que Venezuela se desprendió completamente de la máxima autoridad representada por el Rey de España, a quien debía rendírsele “obediencia, lealtad y respeto”.

Hoy, 205 después, el pueblo de Venezuela se mantiene en pie de lucha para seguir protegiendo su independencia, aun cuando imperios pretenden socavar su soberanía. Tal como lo hizo el gobierno de Estados Unidos en marzo pasado, cuando emitió un decreto ejecutivo en el que considera a Venezuela “una amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad de su país. Dicha resolución fue firmada por el presidente norteamericano, Barack Obama.

Sin embargo, así como el pueblo impulsó la gesta libertaria del país en 1810, en marzo pasado el poder popular se organizó y con su firma rechazó la decisión norteamericana y exigió la derogatoria del decreto que atenta contra la soberanía de Venezuela.

La recolección de firmas formó parte de la campaña Venezuela no es una amenaza, somos esperanza, impulsada por el Gobierno Nacional el 18 de marzo, con el objetivo de recolectar más de 10 millones de rúbricas para ser entregadas al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, en la VII Cumbre de las Américas, que se realizó en Panamá entre el 10 y 11 de este mes, para exigirle al mandatario estadounidense la derogación de dicho decreto injerencista.

En total fueron 10 millones 447 mil 651 firmas recolectadas en todo el territorio venezolano, que se sumaron a las más de 3 millones plasmadas por el pueblo de Cuba, como parte de una jornada que continuará hasta el 30 de abril y en la que otras naciones de América Latina expresan su apoyo a Venezuela y se unen a la exigencia contra el gobierno norteamericano por el respeto de la soberanía e Independencia de la nación bolivariana.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve