Memorias / Noticias

4.Jun.2015 / 11:22 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

El 04 de junio de 1830, muere a manos de los separatistas oligarcas el prócer venezolano Antonio José de Sucre.

A su regreso al Ecuador, en su paso por la sierra de Berruecos (Colombia) y con tan sólo 35 años, cae víctima de un disparo en el pecho (cerca del corazón) el Gran Mariscal de Ayacucho.

Futuro sucesor y gran amigo del Libertador Simón Bolívar, se destacó como militar al conseguir triunfos fundamentales para liberar al Continente del dominio español. Entre los enfrentamientos bélicos conquistados por Sucre figuran: Batalla de Yaguachi (1821), Batalla de Pichincha (1822), Batalla de Junín (1824) y la célebre Batalla de Ayacucho (1824). A raíz de ésta última, Antonio José de Sucre recibe el título de Gran Mariscal.

Durante su vida política, fue presidente de Bolivia y Perú. El pensamiento político de Sucre estuvo fuertemente influenciado por Simón Bolívar, éste lo consideraba su sucesor, un ser con grandeza y valentía…

La muerte llegó de manera repentina para el Gran Mariscal, aunque los historiadores refieren este suceso como “la crónica de una muerte anunciada”, nadie lo esperaba tan pronto. Sucre era el principal objetivo de los enemigos de Bolívar, quienes consideraban que con éste prócer vivo, su visión política seguiría vigente, por ello idearon una atroz emboscada que culminaría con el asesinato del joven Mariscal.

Un 04 de junio, mientras transitaba a caballo por la montaña de Berruecos camino a Quito, fue asesinado con un certero disparo que le arrebató la vida en pocos minutos. El cadáver de Sucre permaneció tendido en el suelo por más de 24 horas hasta que fue encontrado y posteriormente sepultado por pobladores de las localidades cercanas. Éste crimen no habría podido evitarse puesto que en cada vía de camino lo esperaban sus enemigos para darle muerte.

Bolívar, quién se encontraba enfermo, al enterarse de tan siniestro hecho, exclamó: “¡Santo Dios! ¡Se ha derramado la sangre de Abel!… La bala cruel que le hirió el corazón, mató a Colombia y me quitó la vida”.

Los restos mortales de Antonio José de Sucre reposan en la Catedral Metropolitana de Quito (Ecuador), ésto respondiendo al deseo que manifestará en vida de ser enterrado en la capital ecuatoriana.

Nacido un 03 de febrero de 1795 en Cumaná, Estado Sucre, es uno de los venezolanos más transcendentales en la historia de Venezuela por el ferviente amor que demostró para con la libertad, la patria y el pueblo.

Hoy  Venezuela

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve