Antonia Muñoz / Opinión

10.Jun.2015 / 12:56 pm / 1 Comentario

En el bautizado “Discurso de la unidad” al Polo Patriótico en el Teresa Carreño, el 15 de diciembre del 2006, el Presidente Chávez afirmó que “ la transformación del modelo económico es fundamental si queremos construir un verdadero socialismo”. Durante los 5 años subsiguientes se intentó darle forma al referido modelo económico; sin embargo, en más de una oportunidad, le oímos decir a nuestro querido Comandante que la Revolución Bolivariana seguía mostrando debilidad en el área económica, aunque eran inocultables los logros políticos y sociales en lo nacional e irrefutables los logros internacionales, en cuanto a la integración de Latinoamérica y el Caribe. Igualmente destacaba el Comandante Chávez, el evidente surgimiento de un mundo multipolar. También le oímos decir que en el período 2013- 2019 el énfasis lo pondría en impulsar el modelo económico; por supuesto sin descuidar las otras áreas del gobierno. El Plan de la Patria presentado ante el CNE y el pueblo, el 11 de junio de 2012; en el marco de la inscripción de su candidatura a la reelección, así lo confirma.

El Objetivo Histórico II, en su Objetivo Nacional 2.1 establece que una de las condiciones para continuar construyendo el socialismo Bolivariano del siglo XXI en Venezuela, es: “PROPULSAR LA TRANSFORMACIÓN DEL SISTEMA ECONÓMICO RENTISTA PETROLERO CAPITALISTA Y LOGRAR EL SISTEMA ECONÓMICO PRODUCTIVO SOCIALISTA. Igualmente, el Objetivo Histórico III, plantea” convertir a Venezuela en una potencia en lo social, lo económico y lo político dentro de la Gran Potencia Naciente de América Latina y el Caribe, que garantice la conformación de una zona de paz en Nuestra América. En relación a la consecución del objetivo Nacional 2.1, si algo debemos tener claro, es que el Sistema Económico que impulse el Socialismo Bolivariano no puede ser dependiente del Estado, que equivale a decir dependiente del petróleo.

El sistema económico socialista, tiene que ser sustentable, tiene que ser productivo, tiene que generar ganancias; sólo que éstas nunca pueden ser ganancias especulativas o usureras. Cualquier actividad económica que se realice, tiene que permitir cubrir los costos de producción, donde el salario debe estar incluido, de manera tal que las mujeres y hombres involucrados en dicho proceso productivo, puedan cubrir sus necesidades básicas y vivir dignamente. Dicha actividad económica, también debe generar un excedente que permita su continuidad en el tiempo. Si se trata de agricultura, agro industria, industria textil o del calzado; hay que considerar el mantenimiento preventivo y correctivo, así como la reposición de maquinarias y equipos cuando termine su vida útil o tenga que sustituirse por obsolescencia. Si una empresa o finca de propiedad social directa o indirecta, siempre tiene que recurrir a “papa Estado” para poder funcionar, sería una muestra de que algo no está funcionando. Generalmente, los adversarios tienden a decir que no funciona el Modelo; sin embargo, muchos tenemos la convicción que es la gerencia lo que no funciona, debido a muchos factores que en artículos subsiguientes discutiremos desde este espacio. Hoy adelantamos que conocemos casos que a todas luces no han funcionado debido a la corrupción en sus diferentes manifestaciones. Solamente un ejemplo para que vayan pensando en el tema: puedo ser muy comprometida con la revolución, muy leal, pero si algún día me hubiesen pedido dirigir PDVSA; por honestidad conmigo y con la revolución no hubiera aceptado dicho cargo, porque se muy poco de exploración, perforación o de comercialización de hidrocarburos; por sólo mencionar tres áreas. Que nadie nació aprendido? Que en el cargo se aprende? Y los cachazos que hubiese dado mientras aprendía, a quién se los cobramos?

Finalmente, por ahora, el modelo económico socialista, Idealmente debería generar unos recursos mínimos que permitan permear o drenar hacia el entorno, algo de la prosperidad de dicha actividad económica; esto, aplicando el concepto del punto y círculo. Nuestro amado Comandante le recordó este concepto a su gabinete en aquel inolvidable Consejo de Ministro del 20 de octubre del 2012, que se conoce como GOLPE DE TIMÓN: “Todo eso hemos hecho en aras de la transición (hacia el socialismo), pero no debemos perder de vista, compañeros y compañeras, la parte medular de este proyecto: no debemos seguir inaugurando fábricas que sean como una isla rodeada del mar del capitalismo, porque se las traga el mar”. CHÁVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA SIGUE.

Guanare, miércoles 10 de junio de 2015

 

Comentarios

15.Jun.2015 09:05 am
ULBIO NAVARRO ESTRADA (Zulia) dijo:

A la par de crear y consolidar este modelo sustentable, tambien debemos desarrollar el sistema de distribución, para que no pase lo que esta pasando con la distribución de los productos Los Andes, empresa comprada por el gobiernos, pero sus productos son distribuidos (desviados, o en poca cantidad) por el grupo POLAR.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve