Francisco Rangel Gómez / Opinión

25.May.2015 / 11:55 am / Haga un comentario

DEBATE

Por: Francisco Rangel Gómez

@rangelgomez

Aló Presidente cumplió 16 años, desde su primera edición su efecto pedagógico cambió para siempre la manera de comunicación entre un Presidente y un Pueblo que esperaba ansioso la jornada dominical, esperaban en los alrededores de la sede de Radio Nacional para hablar con Chávez, tocarlo, abrazarlo, explicar la problemática de su comunidad… o vía telefónica planteaban sus circunstancias a quien sin duda tenía la solución que se consolidaba en una acción.

Por primera vez en el país un mandatario puso en el televisor de todas y todos los venezolanos los planes de gobierno, las inversiones próximas, la planificación por territorio, medidas socioeconómicas y hasta los cambios de gabinete ministerial, sometiéndolas a un consenso permanente con el Pueblo, haciendo visible una labor ante quienes son los primeros interesados en saber hacia dónde es conducido el país.

Las 378 emisiones siguen tan vigentes que son transmitidas a través de canales nacionales como una suerte de oráculo que nos hace entender el legado inmenso a nuestro cargo: una Patria que cambió para siempre, un Pueblo informado y activo, participando en la conformación de la soberanía plena y un gobierno nacional que debe seguir regido por la voz de quienes antes eran invisibles.

Muchos fueron los detractores de Aló Presidente, quienes subestimaban además del contenido, el lenguaje utilizado por Chávez… sin embargo, todo estuvo pensado e incluso estudiado, desde las anécdotas por él contadas hasta la intervención de grupos musicales con nuestros golpes llaneros, tenían una razón dentro de ese contexto formador. Porque ese hecho sin precedentes formó la conciencia colectiva, el interés común de entender que no somos un Pueblo y un país, por separado, sino un pueblo haciendo vida dentro de un país que necesariamente debíamos reconocer en su esencia, en sus potencialidades, incluso en su acervo cultural.

Aló Presidente, fenómeno inédito a nivel mundial, giró completamente los esquemas de comunicación, legitimó al poder ejecutivo y fue un aporte importantísimo en el surgimiento del poder que naturalmente debe morar en el Pueblo del que necesitamos el accionar permanente para cristalizar avances. Otra conquista en el andar victorioso que cambió la democracia apenas representativa, por la absolutamente participativa y protagónica.

Quienes tuvimos la oportunidad de acompañar ese fenómeno llamado Aló Presidente fuimos testigos de excepción del resultado, una forma de comunicación sensibilizadora de conciencias, que tocó lo emotivo del sentir patrio y que ha sido clave en la permanencia y consolidación de un Gobierno altamente Popular.

¡Viviremos y venceremos!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve