Héctor Agüero / Opinión

25.May.2017 / 12:32 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

   Por: Héctor Aguero

Estamos en guerra, soltó el capo de la cervecera al ex ministro de CAP y añadió, que con unos cincuenta mil millones de los verdes se resolvía la crisis. Sólo le faltó decir que, de esos, él podría pensar en apartar algo para gastos menudos. Por aquello que nadie trabaja gratis. Como ven, en este zaperoco que manejan los grandes intereses foráneos y de por acá, el trabajo rudo como es contratar malandros para que incendien, destruyan y pongan patas arriba el país, es decir, el trabajo sucio le corresponde a ese saco de alacranes que mientan la MUD.

Mientras que el dulce disfrute de los billullos, les corresponde a los grupos financieros, quienes no se ensucian las manos. Las manitos blancas por supuesto. Cuando uno mira ese arremolinamiento de gente que sale a diario a sembrar destrucción, uno se pregunta dónde efectúan los tres toques y de adonde sacan la plata para pagar, aunque sea una bala fría y un refresco en el almuerzo y otro tanto, para no dormir con la barriga vacía. Amén de los helados de paleta, jugos de caña y bebidas espirituosas que ofrecen los vendedores ambulantes a precios justos.

En términos laborales me imagino que, pidieron un permiso remunerado e indefinido en el trabajo, avalado por Fedecámaras o difirieron el semestre educativo con el visto bueno del inefable trío Ugalde, Virtuoso & Arocha. Son muchas preguntas y pocas respuestas. Pero, de que los millones gastados en esta contienda son descomunales, no tenga Usted duda. La guerra es, la continuación de la política por otros medios, sentenciaba Clausewitz. Lo que nunca nos dijo el prusiano, era que antaño los poderosos se endeudaban para financiar los conflictos bélicos que aupaban, que, aunque ganaran las batallas terminaban prisioneros de los banqueros.

Hoy, las cosas siguen iguales. Nadie sabe para quién trabaja, decían antes pero ahora gracias a la globalización, uno sabe perfectamente quién es quién y quienes son los que, están moviendo los hilos de la conspiración contra Venezuela.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve