Francisco Rangel Gómez / Opinión

23.Mar.2015 / 11:16 am / Haga un comentario

DEBATE

Por: Francisco Rangel Gómez

@rangelgomez

Venezuela entera movilizada por una razón, la paz de nuestra Patria que es garantía de continuar el sendero del desarrollo pleno. Desde que el Presidente Nicolás Maduro convocara al gran firmazo patrio, no ha cesado de recurrir al llamado todo nuestro noble Pueblo, sin distinción política o partidista, todas las plazas Bolívar del país están llenas de patriotismo, con una sola consigna dirigida al presidente gringo, en rechazo a su injerencia, todos demostrando que la Tierra de Bolívar es y seguirá siendo soberana.

Sintamos orgullo por la respuesta que nuestro Pueblo ha dado a las pretensiones de un gobierno extranjero, porque la idea de legislarnos o regularnos no comulga con la realidad que vivimos en nuestra Venezuela cada vez más libre y plena donde el Poder reside irreversiblemente en el Pueblo, ese gran protagonista que ha salido a la calle a dar todas las batallas desde hace 15 años cuando despertó y tomó las riendas de su destino.

Ese Pueblo que salió a manifestarse cuando el golpe de estado contra Chávez, a exigir el regreso del líder, el mismo Pueblo que no ha abandonado la lucha en cada intento por desestabilizarnos; ese mismo sentimiento Patrio nos une una vez más ante otra situación que pretende amilanarnos y realmente logra fortalecernos, hacernos un bloque frente a la amenaza extranjera.

Reconocimos el libreto macabro que ha devastado a otros países PETROLEROS y en vista de la movilización permanente de un Pueblo en defensa de su tierra, del inquebrantable respaldo internacional y de nuestra determinación a seguir siendo libres, soberanos, administradores de nuestros recursos, ahora intentan desde su gobierno sentar sus precedentes decretándonos como una “amenaza” para aquel país, cuya economía paradójicamente siempre ha girado en torno al mercado de la guerra.

Revisemos históricamente el “prontuario” de ambos países, midamos nuestra Patria con la de ellos: busquemos referencias de guerras auspiciadas, de respaldo a ataques bélicos, de víctimas inocentes, el arsenal bélico de ambas naciones y sabremos quién es verdaderamente una amenaza para el mundo. Venezuela ha sido y seguirá siendo un país defensor de los derechos humanos que ha levantado su voz a favor de los países que sufren las consecuencias de la guerra.

Sobre las consecuencias de una masacre como la que hoy hace víctima de la misma humanidad a otros pueblos, hay mucho por reflexionar. Miles de niñas y niños que han logrado sobrevivir a la barbarie, perdieron a sus familias, no tienen hogar, ni escuelas, tampoco espacios donde jugar. El espectro de cada bombardeo ha devastado la vida de miles de personas por una razón: el poder, el hecho de poseer las reservas y las riquezas de un suelo cuyos inocentes ocupantes sufren una guerra de financistas imperiales.

Ya hemos visto esos panoramas repetirse año tras año en distintos escenarios. Ya pasó en Irak, pasó en Siria, el mismo intento en Ucrania. Los mismos actores liderando los ataques contra pueblos enteros con el aberrado propósito de mover propias economías desde el mercado de la guerra y conquistar el preciado oro negro. A su paso, desolación, muertes, ciudades enteras destruidas.

Rechacemos enérgicamente los ataques perpetrados por el imperialismo enemigo de patrias soberanas, enemigo de la humanidad. Este Gobierno legítimo mantiene a raya cualquier pretensión invasora, contamos con el respaldo de un Pueblo que sigue legitimando al gobierno que reivindicó y seguirá haciendo justicia desde los recursos patrios, por eso no lograrán su objetivo en la tierra de Bolívar.

Sigamos firmando a favor de la Paz, con la moral de ser precursores de la libertad, la independencia y la soberanía de los Pueblos hermanos en el mundo.

¡Viviremos y venceremos!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve