Adán Chávez Frías / Opinión

1.Jun.2015 / 02:06 pm / Haga un comentario

Fotos: PSUV Barinas

Sentir Bolivariano

Por: Adán Chávez Frías

Con gran entusiasmo y satisfacción, hemos comenzado la campaña para las elecciones internas de nuestro Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), a fin de elegir a los candidatos y las candidatas del pueblo para los próximos comicios parlamentarios.

En todo el país presenciamos multitudinarias concentraciones de inicio de campaña, así como un masivo acompañamiento del poder popular organizado y de nuestras bases en las visitas “casa a casa”, que han puesto de relieve nuestra capacidad organizativa.

Toda la estructura del partido está movilizada, desempeñando las tareas asignadas para garantizar una campaña interna que se está realizando por y para la unidad chavista. Esta campaña debe ser también un ejemplo contundente de máxima unión y lealtad al pueblo.

El saldo político de esta jornada, más allá de la selección de los mejores entre los mejores cuadros, hombres y mujeres, para representarnos en la Asamblea Nacional como parte del pueblo legislador, es la consolidación del PSUV como una organización de vanguardia, capaz de conducir el proceso de construcción y defensa de la Revolución Bolivariana, Socialista, Chavista y Antiimperialista.

Y para lograrlo, debemos tener presente, en esta fiesta de participación democrática psuvista, la Primera Línea Estratégica de nuestro Partido, dar el salto cuántico, cualitativo y cuantitativo, para superar la cultura política capitalista y pasar a la verdadera militancia socialista.

Nuestra militancia cada día debe tener mayor conciencia del compromiso histórico que tenemos por delante: preservar la paz del país y continuar la senda de la construcción del Socialismo Bolivariano. Debemos recordar, como nos dijo el Comandante Chávez al iniciar este nuevo ciclo de la transición socialista, que la condición básica de la preservación de la Revolución es la defensa, la conservación, la expansión, la profundización y consolidación del “bien más preciado, esa frase es de Bolívar (…), que hemos reconquistado los venezolanos y venezolanas después de 200 años de batalla, la independencia nacional” y, en relación con esto, la conquista de la irreversibilidad de la libertad y la soberanía de nuestra Patria.

Por lo tanto, como aparece en nuestras Líneas Estratégicas de Acción Política, también “es fundamental, en esta etapa, recuperar, reagrupar, rearticular las fuerzas dispersas, desmovilizadas, desmoralizadas o confundidas por el adversario o por nuestros errores”.

Por ello hemos planteado una campaña interna de altura, donde no hay cabida para el oportunismo, la ambición, el individualismo, el populismo y el sectarismo. Hoy más que nunca podemos decir que hay un solo candidato, tanto en estas elecciones internas como en las parlamentarias: el pueblo bolivariano y chavista.

Los nombres que aparecen en las listas, son propuestas, son soldados y soldadas. La batalla electoral es contra el imperialismo que pretende aniquilarnos arreciando la ofensiva mediática internacional, para declararnos Estado fallido e invadirnos militarmente; y contra la guerra económica, con la que pretende asfixiar nuestro aparato productivo y crear desesperanza en la población.

No hay tiempo aquí para pequeñeces o viejas prácticas del populismo adeco. No somos los candidatos de la derecha que salen a ofrecer ayuda, dinero, bolsas de comida, becas o cualquier prebenda o migaja al pueblo. No. En eso nos diferenciamos totalmente de los métodos de la oposición venezolana.

Y eso es lo que rechaza también nuestro pueblo; que se acuerden de él cada vez que hay elecciones para pedir el voto. Nosotros no estamos pidiendo un voto. Quien sea seleccionado es sólo un combatiente más, una herramienta para la edificación de nuestro modelo socialista. No pedimos un voto; pedimos conciencia para defender y seguir construyendo la Patria Socialista que Chávez nos legó.

En ese sentido, los auténticos candidatos y las auténticas candidatas del chavismo hacen una campaña unitaria, dando la batalla de ideas, llevando al pueblo la verdad; explicando de qué se trata el proyecto socialista expuesto en el Plan de la Patria y por qué debemos defenderlo; señalando quién es el verdadero enemigo a derrotar: el imperialismo norteamericano y sus aliados; y ayudando a las comunidades a organizarse para crear verdadero poder popular.

Esos son los candidatos y candidatas del partido que Chávez nos pidió formar; un partido con gran disciplina revolucionaria, con mucha conciencia del deber social, que trascienda lo electoral. Un partido capaz de conducir la unidad del Gran Polo Patriótico y del Poder Popular. El partido en movimiento, capaz de asegurar la continuidad del proceso revolucionario, consciente que la fuerza transformadora reside en el pueblo movilizado, organizado y seguro de su papel histórico.

Estamos trabajando muy duro para ello y rechazamos en esta campaña, cualquier intento de hacer proselitismo al estilo de la Cuarta República. El verdadero candidato es el Corazón de la Patria, que es el Corazón de Chávez, porque nos jugamos en estas elecciones la paz y la estabilidad no sólo de la Revolución Bolivariana sino de Venezuela como país. Diría más, nuestra victoria es esencial también para la estabilidad política y social en Nuestra América.

Un parlamento en manos del fascismo nos llevaría sin dudas, como lo hemos dicho en reiteradas ocasiones, a acrecentar los intentos de sumir el país en una guerra civil que conlleve a una posterior intervención militar extranjera. Y eso no lo quiere nadie. Por supuesto, ni nosotros los chavistas, ni quienes aún adversándonos, mantienen respeto y amor por la Patria.

Por ende, nuestra campaña interna es el primer paso para alinear las fuerzas que permitirán la contundente victoria que preserve la mayoría revolucionaria en la Asamblea Nacional (AN), para resguardar la paz y estabilidad de la nación.

Cuando el Consejo Nacional Electoral fije la fecha de las parlamentarias, marcharemos con seguridad a un triunfo electoral sin precedentes. Los candidatos de Chávez deben obtener no menos de las 2/3 partes de las y los integrantes de la AN, para seguir asegurando la construcción socialista en paz.

Esta es sobre todo, una campaña para seguir construyendo socialismo chavista y antiimperialista en paz. Cuando culmine la selección de nuestros candidatos y candidatas, todos y todas sin duda nos aproximaremos más a ser verdaderos militantes del Socialismo Bolivariano.

La selección de un candidato o una candidata, es sólo un requisito. Esta es una campaña para reforzar nuestro irrestricto respaldo al camarada presidente obrero, hijo de Chávez, Nicolás Maduro, y al Gobierno Bolivariano y Revolucionario; una campaña de apoyo y solidaridad con nuestra dirigencia nacional ante la pretensión imperialista de señalar a nuestros líderes, como en el caso del camarada Diosdado Cabello, de delincuentes y narcotraficantes para tratar de imponer la matriz mediática de que somos un estado fallido, un narcoestado.

Esta es una campaña para demostrarle al imperio que no podrán frenar nuestro proceso de liberación nacional bolivariano, socialista, chavista y antiimperialista. ¡No volverán! ¡

¡Viva Chávez! ¡Viva Maduro!

¡Que Viva el PSUV!

¡Que Viva el GPP y el Poder Popular Organizado!

¡Viva la Revolución Bolivariana!

Barinas, 31 de mayo de 2015

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve