Jesús Faría / Opinión

14.Sep.2015 / 10:18 am / Haga un comentario

Por: Jesús Farías 

Los ataques a las monedas nacionales han sido uno de los mecanismos preferidos de los especuladores para acumular fortunas, pero también para perturbar el desempeño de las naciones.

La oligarquía financiera internacional domina el funcionamiento de la economía planetaria, especula con las monedas nacionales o cualquier tipo de valores y precios con terribles consecuencias, como lo demuestra la actual crisis mundial, nacida en el 2008 de una furiosa vorágine especulativa. En el caso de la desestabilización política como consecuencia del ataque a la moneda, la situación actual del país es el más vivo ejemplo de esta estrategia.

El surgimiento y estímulo a una cotización ilegal del dólar busca generar, además de estratosféricas ganancias, la profunda perturbación del país. Empujan frenéticamente al dólar “paralelo” hacia el alza para propiciar la inflación en el país, alimentada por una burguesía local tremendamente parasitaria. Asimismo, esa tasa de cambio estimula vorazmente el contrabando de extracción, que se traduce en altos niveles de desabastecimiento.

Los cómplices de estas estrategias son empresarios privados, nacionales y extranjeros, muy poderosos; operadores políticos nacionales, que son financiados por estos negocios y buscan el debilitamiento del gobierno bolivariano; gobiernos de otros países, como el de Santos en Colombia, que crea el marco legal y el apoyo logístico para inflar al máximo al dólar paralelo e incentivar el contrabando.

Todo esto explica, en buena medida, las causas de las medidas adoptadas por el presidente Nicolás Maduro y aplaudidas por la inmensa mayoría del pueblo, pero también las iracundas reacciones del gobierno colombiano y de la oposición local.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve