Francisco Rangel Gómez / Opinión

29.May.2017 / 03:37 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Por: Francisco Rangel Gómez

 

Seguiremos apelando a la conciencia ciudadana ante el daño que nos estamos haciendo entre hermanas y hermanos venezolanos arrastrados a la propia destrucción sin saber ni siquiera por qué los estamos haciendo, llevados por una manipulación mediante una gigantesca maquinaria mediática que ejecuta toda una operación psicológica y al final TODOS estamos perdiendo.

Perdemos VIDAS: ya van 56 jóvenes caídos en este llamado a la “desobediencia civil” que no tiene mayores argumentos y menos quien dirija los esfuerzos de estas manifestaciones, de las que por cierto, pocas son pacíficas, la mayoría azuzadas por seudo líderes politiqueros que tienen clara la necesidad de destruir, de generar violencia y promover los momentos para lograr las fotos con distorsionadas realidades, que luego salen al mundo.

Nuestros niños, niñas, jóvenes pierden clases, el miedo tiene a muchas familias retenidas en las casas, o la guarimba trancó la calle y no deja salir ni entrar a nadie, ni siquiera por emergencia. Se vulnera un derecho fundamental de libre tránsito. Pierden también los comercios por dejar de vender, se paraliza el sector productivo, hay personas que en ciudades del centro no han podido desde hace semanas llegar a su puesto de trabajo.

Perdemos nuestra imagen e identidad, dónde quedó el ciudadano venezolano pacífico y alegre como nos conoce el resto del mundo? perdemos instalaciones, calles, semáforos, espacios públicos que no son de ningún gobierno sino de toda la población; perdemos servicios públicos porque nosotros mismos los estamos destruyendo con la barbarie que nos hemos permitido.

Las y los venezolanos nos debemos un despertar de conciencia: qué es verdaderamente lo que nos conviene como nación? Queremos la destrucción definitiva de nuestra Patria para crear un ambiente que propicie la intervención extranjera y entonces perder cualquier derecho incluyendo la garantía de la propia vida y la de nuestros hijos? No permitamos estar al margen del marco constitucional que nos llevaría inevitablemente a la deriva y a una espiral de anarquía sin retorno.

Qué vergüenza da a propósito de la actuación de jóvenes en las calles azuzados por el oposicionismo irresponsable, ver a algunos dirigentes politiqueros que se aprovechan del riesgo que corren otros para aparecer en la foto y tratar de obtener ventaja ‘política’ a costillas de quienes asumen la calle. O peor aún ni siquiera aparecen en las calles, por la comprobada falta de liderazgo, sino que cobardemente utilizan las redes sociales. Esos son los dirigentes que queremos para nuestro país? Merecemos eso los venezolanos?

Seguimos llamando a la Paz, a un alto a la violencia para poder entendernos. Ya existe un cronograma electoral que marca los tiempos de campaña y de colores políticos, trabajemos por ellos en el momento indicado. No podemos continuar arriesgándolo todo por el desespero evidente que por las cuotas de poder tienen los que llaman a la violencia y a la destrucción. Este lado que llama al diálogo continuará agotando las vías pacíficas en defensa de los inocentes. No nos van a detener, sin miedo, con responsabilidad, por la Venezuela de todas y todos.

Viviremos y venceremos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve