Eduardo Piñate / Opinión

28.Nov.2017 / 03:15 pm / Haga un comentario

Foto: @mippcivzla

Foto: @mippcivzla

Por: Eduardo Piñate R.

La Asamblea Nacional Constituyente aprobó hace una semana la Ley Constitucional de Precios Acordados, la segunda de las ocho leyes presentadas por el camarada presidente Nicolás Maduro que hemos aprobado.

La Ley Constitucional de Precios Acordados es una de las herramientas principales para enfrentar y derrotar la guerra económica, sobre todo en lo atinente a los altos precios especulativos con los que la burguesía parasitaria está asaltando el salario de los trabajadores y el ingreso de las familias, pero no la única. Esta es una batalla que es esencialmente política, no jurídica, y se libra fundamentalmente en el terreno principal de la política revolucionaria y la lucha de clases: la calle.

Una vez aprobada la Ley de Precios Acordados, la Asamblea Nacional Constituyente tiene tareas en el terreno de la lucha contra la especulación; entre otras, la revisión de la Ley Orgánica de Precios Justos, de la Ley Antimonopolios y de la Ley contra los Ilícitos Cambiarios; además de aprobar la Ley para crear los fiscales CLAP, propuesta por el presidente Maduro.

Ahora nos toca enfrentar en la calle la acción miserable y antipopular de los especuladores de todos los tamaños, fundamentalmente de los grandes capitalistas que monopolizan la producción, importación y distribución de los bienes esenciales para la vida –alimentos y medicamentos, entre otros– cuyos precios distorsionan para crear angustia y descontento en nuestro pueblo, con la finalidad de destruir el país, desmembrar la nación y entregar la Patria a la voracidad de las transnacionales.

Derrotar los altos precios especulativos y la guerra económica en general, nos demanda como pueblo abocarnos a la producción y superar el modelo rentista, pero en lo inmediato nos demanda al Gobierno Nacional, a la Asamblea Nacional Constituyente y al Poder Popular, salir a la calle juntos a detener la especulación y a los especuladores. Seguimos venciendo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve