Héctor Agüero / Opinión

24.May.2015 / 11:10 am / Haga un comentario

El imperio manifiesta su presencia en el dominio político, la imposición económica. El avasallamiento militar y la guerra psicológica. Este último renglón incluye campañas de desprestigio y acoso permanente a instituciones y personalidades que no coincidan con sus postulados. Los ataques a Venezuela se dan ya que poseemos la mayor reserva de petróleo del planeta y lideramos un proceso de cambio que a los ojos de la derecha mundial constituye un mal ejemplo para América Latina y para otras latitudes.

Tras el triunfo electoral del compañero Maduro, las fuerzas reaccionarias vernáculas con el apoyo mediático foráneo emprendieron una campaña para desconocer la legitimidad del mandato presidencial, al poco tiempo se desinfló ese balón de ensayo y volvieron nuevamente con una cruzada necia que hacía aparecer al Presidente Nicolás Maduro como un obrero y/o minusválido intelectual. En consecuencia no apto para regir la Nación. Sabemos de la sed de conocimientos que siempre ha movido a Maduro, de su disciplina para el estudio, que ojalá algunos opositores, entre ellos el gobernador de Miranda, alcanzara a un tercio de la cultura clásica y política del ciudadano Maduro. Esta falacia resultó insostenible y se les devolvió por un simple razonamiento: si creen que Maduro es menos que un jarrón chino por qué no pudieron sacarlo del poder?

Cómo esta infamia también se les derrumbó ahora pretenden linchar al presidente de la AN, al compañero Diosdado Cabello, a quien desde hace años los laboratorios de guerra sucia le endilgan todo lo que pasa en el país. En plena guerra económica el Estado decidió intervenir un mayorista de productos farmacéuticos que jugaba a la escasez y Diosdado comentó jocosamente que ya no podían seguir diciendo que ese negocio era de él.

Diosdado Cabello Rondón es un revolucionario a carta cabal, de principios íntegros, de vida austera, familiar y comprometida con el proceso. Un irreductible, como él mismo lo afirma. Esta campaña falaz, producto del odio al Pueblo se derrumbará como las otras. ¡Diosdado es Pueblo!

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve