Opinión

19.Mar.2015 / 11:31 am / Haga un comentario

Por: Ricardo Moreno

Responsable Nacional de la Juventud Trabajadora (JPsuv)

@MorenoRicardoS

La orden ejecutiva dictada por el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, mediante la cual declara a Venezuela como una amenaza extraordinaria e inusual para la seguridad nacional de su país, revela la desesperación del imperialismo ante la incapacidad de la cúpula opositora de derrotar por la vía electoral a la revolución bolivariana durante más de 15 años.

Declarar a Venezuela como una amenaza para los Estados Unidos es risible y absurdo siendo esta última la primera potencia armamentista del mundo, con un presupuesto militar ni siquiera equiparable al de países como China y Rusia juntos, con bases militares en todo el planeta, y formando parte de los principales poseedores de armas de destrucción masiva y el único que efectivamente las ha utilizado, y que por cierto, a pesar de verse inmerso en recurrentes conflictos internacionales jamás ha librado una batalla en suelo estadounidense.

Siendo sinceros, Venezuela no representa una amenaza para el pueblo de los Estados Unidos, lo que sí representa una amenaza para la subsistencia del imperialismo y su modelo de consumo, destructor del medio ambiente y de la misma humanidad, es un gobierno bolivariano, socialista y chavista, que no se arrodilla ni entrega las riquezas de la patria a potencias extranjeras, por el contrario se redistribuyen justamente en amplios procesos de inclusión social que han elevado enormemente el bienestar, la identidad nacional, y una conciencia humanista, bolivariana y antiimperialista en el pueblo venezolano.

Venezuela como es sabido, se ubica en el plano internacional como una potencia energética, ostenta la mayor cantidad de reservas probadas de petróleo del mundo y entre las principales gasíferas, posee una de las principales fuentes hidroeléctricas, y entre las primeras reservas hídricas y de biodiversidad del mundo (Para el desarrollo de la biotecnología, medicinas, entre otros), en contraposición al modelo capitalista norteamericano de alto consumo de energía e insostenible para la humanidad, requeriríamos de 6 planetas tierras para mantener un ritmo de consumo igual al de los Estados Unidos para los más de 6 mil millones de habitantes del planeta.

Ahora bien, la inmediata y sostenida respuesta del pueblo venezolano y de su líder, NICOLÁS MADURO, mediante las continuas y masivas manifestaciones públicas en rechazo a la agresión imperial y en defensa de la patria, así como la solidaridad automática de gobiernos y pueblos del mundo incluido el de los Estados Unidos, y la activación de los organismos multilaterales como UNASUR y el ALBA, que han demostrado su rechazo absoluto a cualquiera agresión extranjera a la región parecieran frenar las intenciones del ala militarista de la Casa Blanca de intervenir militarmente nuestro país.

No obstante, la guerra psicológica a la que está sometida nuestra población se agudizará cada vez más, la infiltración de paramilitares en nuestro país y de grupos irregulares armados, así como la guerra económica, interna mediante la especulación, acaparamiento, boicot, y externa mediante un progresivo bloqueo económico que restrinja nuestras relaciones comerciales,

Así las cosas, nuestro pueblo, nuestro gobierno, el PSUV y el GPP, deberán en primer lugar, garantizar en cualquier circunstancias la unidad de las fuerzas revolucionarias, en segundo lugar, preparar la maquinaria electoral para obtener una contundente victoria en las elecciones parlamentarias a realizarse este año, en tercer lugar, reactivar el aparato productivo nacional para disponer y almacenar las reservas alimentarias suficientes para sustituir las importaciones pero también para el auto-abastecimiento de la población en casos de catástrofe o un eventual bloqueo económico, en cuarto lugar, la incorporación plena del pueblo en las milicias bolivarianas y cuerpos de combatientes y de inteligencia social, en quinto lugar, el fortalecimiento del aparato propagandístico de la revolución nacional e internacionalmente, para combatir la guerra psicológica y por último, acelerar y profundizar los procesos de unidad e integración latinoamericana y caribeña como CELAC, UNASUR, PETROCARIBE, ALBA.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA VICTORIA!!! Chávez vive! Maduro sigue!

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve