Noticias / Opinión / Roy Daza

14.Nov.2016 / 09:46 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Con un discurso virulento, xenófobo, reaccionario, Donald Trump ganó las elecciones en Estados Unidos el martes pasado, y es ésta una victoria en toda la línea al desplazar a una de las dirigentes políticas de mayor prestigio en los loobys de la Casa Blanca, la doctora Hillary Clinton.

El carisma y los ocho años de Gobierno del primer presidente negro de EEUU, Barack Obama, no sirvieron de nada a la hora de responder a la ofensiva lanzada por Trump desde el primer momento.

No cabe la menor duda que en algún minuto de su vida Obama pensará en aquellas palabras del comandante Hugo Chávez, cuando lo convocó a sumarse a la causa de los humildes, a la causa de la paz, a la causa de la cooperación y de la solidaridad entre los pueblos.

El mensaje de Donald Trump en su campaña fue directo a la masa trabajadora blanca, esa que perdió puestos de trabajo con la crisis económica, que vio bajar su nivel de vida, producto de los TLC (Tratados de Libre Comercio) con México y con otros países.

Trump tocó las fibras de los problemas cotidianos de los ciudadanos y ganó.

Frente a los latinos fue brusco y violento: sacar de EEUU a quienes no tenga documentación en regla y construir un gigantesco muro en la frontera con México para que no pasen los miles de seres humanos de todas las nacionalidades que buscan vivir el “sueño americano” sin percibir que su presencia no es deseada por la mayoría de la población estadounidense, que acaba de darle un espaldarazo al candidato republicano.

Dijo a los cubanos que viven en Miami que el proceso de normalización de las relaciones con Cuba quedará sin efecto y no se ahorró en epítetos para decir que continuará la política agresiva contra Venezuela.

Ojalá las fuerzas democráticas lideradas por Bernie Sanders, y no por Hillary Clinton, puedan levantarse en medio de la tormenta Trump.

dazaroy@gmail.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve