Memorias / Noticias

6.Feb.2016 / 11:16 am / Haga un comentario

Fabricio Ojeda

Hace 87 años, el 6 de febrero de 1929, nació en las montañas andinas de Boconó, en el estado Trujillo, el rebelde, revolucionario y luchador por la justicia social Fabricio Ojeda, ejemplo de gallardía y coraje a la hora de defender los derechos del pueblo, cuyos años transcurrieron entre la política, el periodismo y la lucha revolucionaria.

Fue uno de los venezolanos más firmes en la lucha contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez. Durante su juventud y con sus ideales comunistas llegó a ser jefe de la Junta Patriótica (conformada por el PCV, URD y jóvenes revolucionarios de AD y Copei), movimiento que el 23 de enero de 1958, logró junto al pueblo derrocar la dictadura, siendo luego traicionado por el Pacto de Punto Fijo, con el que se desplazó al Partido Comunista.

Ante esa traición, Ojeda se convirtió en uno de los más duros oponentes al puntofijismo, que instauró el bipartidismo adeco-copeyano, profundizando así la represión, el saqueo de las riquezas venezolanas por el capital trasnacional, la violencia del hambre y la exclusión social al pueblo.

Su fidelidad hacia la verdadera democracia y hacia la justicia social llevaron a Ojeda a renunciar a su cargo como diputado al Congreso Nacional en 1962, para alistarse a la lucha armada en las montañas andinas, como comandante del Frente de Liberación Nacional, por considerar que la vía electoral, en ese momento, era una farsa.

“Venezuela, en fin, necesita un cambio profundo para que los derechos democráticos del pueblo no sean letra muerta en el texto de las leyes; para que la libertad exista y la justicia impere; para que el derecho a la educación, al trabajo, a la salud y al bienestar sean verdaderos derechos para las mayorías populares y no privilegios de escasas minorías”, reclamaba Fabricio en su carta de renuncia hecha cuatro años después de los acontecimientos de 1958.

Por su férrea lucha contra el puntofijismo y defensa de los derechos del pueblo, Ojeda fue perseguido hasta ser asesinado por las fuerzas represivas del gobierno adeco de Raúl Leoni en 1966, que simularon un suicidio, quedando impune el hecho.

No obstante, el legado de este boconés se mantiene vivo entre el pueblo revolucionario y bolivariano que, con la guía del comandante Hugo Chávez, retomó y revivió el espíritu libertario encarnado en grandes venezolanos como son el Libertador Simón Bolívar y Fabricio Ojeda, entre otros.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve