Memorias / Noticias

6.May.2014 / 10:47 am / Haga un comentario

Prensa PSUV.- Hoy se cumplen 141 años del fallecimiento de el General en Jefe del Ejército Libertador, José Antonio Páez, quien fue Presidente de la República en tres ocasiones, murió en Nueva York, Estados Unidos, el 6 de mayo de 1873, a los 83 años de edad.

Páez nació en Curpa, Portuguesa. En 1810 inició su carrera militar al ingresar en el escuadrón de caballería organizado y comandado por Antonio Pulido, su patrón. Ahí militó hasta 1813 cuando pidió la baja. Poco después, en Santa Bárbara de Barinas, se unió a las tropas patriotas que comandaba Pulido con el que siguió a Barinas. Allí recibió la orden de atacar a Miguel Marcelino, quien ocupaba a Canaguá. Con 400 jinetes ejecutó la orden y por su actuación fue ascendido a Capitán.

En enero de 1814 se integró a las fuerzas del Coronel Ramón García de Sena a quien acompañó en la retirada a Mérida. Allí estuvo en el Combate de Estanques, a las órdenes del Capitán Antonio Rangel. Páez permaneció en Mérida hasta septiembre de ese año, cuando se unió al General Urdaneta que se retiraba a la Nueva Granada. Al separarse de Urdaneta, en Bailadores, Páez tomó rumbo a los llanos de Casanare, y participó en la Toma de Guasdualito el 29 de enero de 1815. Ese año con 300 lanceros venció al Coronel Francisco López, en Mata de la Miel (16 de febrero). Por estos hechos el gobierno de la Nueva Granada le dio el grado de Teniente Coronel.

Participó en los combates de El Yagual (1816), Mucuritas (1817); en la Toma de Las Flecheras, las batallas de Calabozo, Uriosa y en la de El Sombrero en 1818 y Las Queseras del Medio (1819). El 30 de enero de 1818, en el Hato Cañafístola, Páez, ya con el grado de General de Brigada, se entrevistó con el General en Jefe Simón Bolívar, quien venía de Angostura. El encuentro sirvió a la causa patriota para unir las tropas de los dos grandes jefes y poder enfrentar el poderoso ejército de Pablo Morillo.

El 20 de enero de 1819, en San Juan de Payara, fue ascendido a General de División. En la Batalla de Carabobo (24 de junio de 1821) Páez jugó un importante rol al frente de la Primera División, razón por la cual ese día fue ascendido a General en Jefe.

A partir de 1822, ejerce funciones de Jefe Civil Militar del Departamento de Venezuela, cargo que le fue ratificado por el Libertador Simón Bolívar, en 1826. Desde allí fomentó el movimiento separatista, que era compartido por la élite y algunos integrantes de la clase militar.

En 1826 encabezó el movimiento de La Cosiata, que se opuso a la implementación de la Constitución de Cúcuta (1821) y a la puesta en marcha de algunas medidas tomadas desde Bogotá por Santander y la oligarquía bogotana.

La Cosiata permitió crear un sentimiento en contra de la unidad de la Gran Colombia que culminó más adelante en 1830 con su desintegración. Con la entrega del poder a Páez en enero de 1830, se consumó la separación de Venezuela de la Gran Colombia.

La Gran Colombia fue una República constituida por la unión de las anteriores entidades coloniales del Virreinato de la Nueva Granada, Capitanía General de Venezuela y Presidencia de Quito, al igual que la Provincia Libre de Guayaquil, lo que hoy constituye los territorios de Venezuela, Colombia, Ecuador y Panamá. Esta integración fue promovida por el Libertador Simón Bolívar, quien ideó la Patria Grande, con la visión de unidad de los pueblos Latinoamericanos.

Asumió el gobierno de manera provisional en 1830, designado por el Congreso Constituyente de Valencia; y posteriormente fue elegido Presidente Constitucional para el período 1831-1834. En 1838 es electo para una segunda presidencia la cual asume desde el 1 de febrero de 1839 hasta 1843, cuando es sustituido en la presidencia por Carlos Soublette. El 13 de agosto de 1863 sale definitivamente hacia Estados Unidos, donde fija su residencia hasta el momento de su muerte.

A pesar de las hazañas militares realizadas por Páez que lo llevaron a ser una pieza fundamental en el proceso de independencia de Venezuela es importante resaltar que sus ambiciones de poder, lo llevaron a traicionar al Libertador Simón Bolívar y los ideales que el padre de la Patria pregonaba.

Promovió desde nuestro país junto con la oligarquía nacional (especialmente la caraqueña y la valenciana) la separación de Venezuela de la República de Colombia, en hechos tales como La Cosiata (1826), La Asamblea en el Convento de San Francisco (1829) -en esta reunión se desconoció la autoridad el Libertador y se acordó separar a Venezuela de la Gran Colombia- y el Congreso de Valencia (1830) caracterizado por un sentimiento antibolivariano y donde Venezuela queda legalmente separada de la Gran Colombia.

Las ambiciones de Paéz no sólo lo llevaron a traicionar a Bolívar, sino también al pueblo venezolano al querer perpetuarse en el poder y apropiarse de la tierras de soldados que habían participado en las guerras de independencia, convirtiéndose en uno de los principales latifundistas del país y un hombre muy rico.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve