Memorias / Noticias

23.Ago.2016 / 11:40 am / Haga un comentario

Rafael Urdaneta

El general Rafael Urdaneta, prócer de la Independencia de Venezuela y último presidente de la Gran Colombia, murió un 23 de agosto de 1845, luego de haber luchado por la patria en 26 batallas, en su mayoría en compañía del Libertador Simón Bolívar.

Urdaneta, quien falleció a los 57 años en París, Francia, fue el General que a excepción de Bolívar, recorrió más el territorio nacional, con las armas de la República y calificado por el Libertador como “un genio y el más sereno de sus generales”.

Desempeñaba el cargo de Secretario de Guerra y Marina en Venezuela cuando en junio de 1845 se le designó Ministro Plenipotenciario ante el Gobierno español para ratificar el Tratado de Reconocimiento, de Paz y Amistad, celebrado en Madrid el 30 de marzo de ese año y aprobado por las cámaras del Congreso de Venezuela.

Viaja a España para ejecutar el encargo realizado. Durante el viaje, hizo escala en Londres, Inglaterra, para realizarse un examen médico debido a que sus viejas dolencias de la vejiga se habían incrementado.

Los médicos le indicaron la necesidad de una intervención quirúrgica, pero Urdaneta, deseoso de llevar a feliz término la comisión que le condujo a Europa, aplazó el tratamiento y partió para París.

Sin embargo, al llegar a esa ciudad se agravó y antes de su muerte se le insinúo la conveniencia de hacer el testamento, a lo que respondió: “Solo tengo y dejo una viuda y once hijos en la mayor pobreza”. Su viuda Doña Dolores Vargas París, con quien se casó en 1822, y sus hijos: ocho varones y tres hembras.

Tal era la integridad moral y responsabilidad de Urdaneta que antes de morir pidió a uno de sus hijos que le acompañaba, que devolviera al Tesoro Público los viáticos que no habría de utilizar si fallecía antes de concluir el viaje.

Su temprana desaparición física causó revuelo, pues sería el candidato de todos los partidos para el próximo período presidencial.

Urdaneta fue uno de los hombres más íntegros de su época. Representaba junto a Antonio José de Sucre, la llave de la lealtad y de la fidelidad de Bolívar. El Libertador lo consideraba como el más constante y sereno General del Ejército.

Los restos de Rafael Urdaneta fueron llevados al Panteón Nacional el 16 de mayo de 1876. En ese mismo sitio el pueblo del estado Zulia levantó un monumento digno de la gloria del héroe.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve