Antonia Muñoz / Opinión

3.May.2017 / 02:21 pm / Haga un comentario

Foto: @PSUV_Amazonas

Foto: @PSUV_Amazonas

Por: Antonia Muñoz 

Sorpresivamente el 1º de mayo el Presidente Maduro ha llamado a constituyente, según sus propias palabras, con el objetivo principal de “AISLAR A LOS VIOLENTOS A TRAVÉS DE UN GRAN PROCESO DE CONVOCATORIA AL DIÁLOGO NACIONAL Y SOCIAL PARA DISCUTIR LOS GRANDES TEMAS Y ASÍ CONSTRUIR LA PAZ VERDADERA”. Si ésto se lograra,  ya la convocatoria estaría justificada porque la mayoría de las y los venezolanos estamos aburridos, hastiados casi que deprimidos de tanta cháchara, irrespeto y violencia verbal entre los actores políticos. Está demás decir que esa fea costumbre de intercambiar descalificaciones, a veces hasta improperios y malas palabras entre quienes se  creen o autodenominan líderezas o líderes,  representa un pésimo ejemplo para la población, sobre todo para la que está en formación y hace nugatorio cualquier esfuerzo que se haga en búsqueda de la paz, ya que sólo con el ejemplo se enseña; y hay algunos líderes y liderezas que son la negación en término de modelar conductas. No pedimos perfección porque somos humanos; sin embargo, exigimos compostura y madurez.

En relación a la violencia física, entristece ver como se busca la confrontación y la pelea entre hermanos, como se incita al vandalismo para provocar destrucción de bienes públicos y privados, como  se planifica con francotiradores incluidos, el asesinato de personas inocentes, y después, sin ningún recato ni vergüenza, se escudan, cual cándidas palomas en el artículo 68 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; que ciertamente garantiza el derecho que tienen los venezolanos a manifestar pacíficamente y sin armas. Algunos de los que conducen el gobierno y otros tantos de la oposición, necesitan hacer un acto de constricción y  prometerse respeto, reconocimiento y tolerancia mutua, extensiva al pueblo venezolano que merece y quiere la paz.  También ambos grupos deben prometer escuchar a sus seguidores, procesar la opinión y el sentir de ese pueblo en el cual reside intransferiblemente la soberanía que les prestamos a Uds. a través del voto, para que nos sirvan de acuerdo a nuestras necesidades y sueños colectivos. Exigimos que nuestros planteamientos sean vinculantes a sus decisiones, porque de lo contrario nos sentimos usados, manipulados e irrespetados.

El Presidente señaló otros ocho (8) objetivos, los cuales iremos abordando progresivamente. Para “AMPLIAR Y PERFECCIONAR EL SISTEMA ECONOMICO VENEZOLANO Y DEJAR DIBUJADO E INSTALADO UN NUEVO SISTEMA ECONÓMICO POST-PETROLERO” en nuestra opinión haría falta darle rango constitucional a lo planteado en el Plan de la Patria, que aunque a “priori” lo descalifica la oposición, me atrevo a señalar que su éxito depende de que sea dirigido por hombres y mujeres con conocimientos académicos, con experiencia comprobada, con los oídos abiertos a escuchar las observaciones de otros aunque piensen diferente, con la mente y el corazón dispuestos a la autocrítica y con los brazos alzados al cielo, pero con los pies afianzados en la realidad de la tierra. “DARLE RANGO CONSTITUCIONAL A LAS MISIONES Y GRANDES MISIONES” es una excelente idea porque si por culpa de nosotros algún día la derecha llegara a dirigir el país, no tenga la tentación de eliminar o congelar por décadas la inversión en el área social, como lo hicieron los pitiyanqui Macri y Temer en Argentina y Brasil, respectivamente.

En relación al planteamiento de “ POTENCIAR EL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA DE JUSTICIA, SEGURIDAD Y PROTECCIÓN DEL PUEBLO”, en nuestra humilde opinión no es problema de  leyes sino de los hombres y mujeres que administran justicia, y en este sentido, nos permitimos una vez más expresarlo con palabras pronunciadas por Simón Bolívar en el Congreso de Angostura el 15 de febrero de 1819: “ LOS CÓDIGOS, LOS SISTEMAS, LOS ESTATUTOS, POR SABIOS QUE SEAN SON LETRA MUERTA QUE POCO INFLUYEN SOBRE LAS SOCIEDADES: hombres VIRTUOSOS; hombres PATRIOTAS; hombres ILUSTRADOS constituyen la República. También siguen vigentes otras palabras de Bolívar  expresadas en el Congreso de Angostura: “MORAL Y LUCES SON LOS POLOS DE UNA REPÚBLICA. MORAL Y LUCES SON NUESTRAS PRIMERAS NECESIDADES”.

Con base a lo anterior, debe darse rango constitucional a lo planteado en el Objetivo Nacional 2.4, el cual es parte del Plan de Gobierno del Presidente Hugo Chávez entregado al CNE el 11 de junio de 2012. Hacemos esta exigencia porque creemos que su texto constituye la columna vertebral, el cerebro, el corazón, el alma y el origen de buena parte de los  problemas del país. En el 2.4 nuestro amado Presidente Chávez nos insta a: “CONVOCAR Y PROMOVER UNA NUEVA ORIENTACIÓN ETICA, MORAL Y ESPIRITUAL DE LA SOCIEDAD. Para lograr este Objetivo Nacional, en primer lugar se propone atender la tarea de los valores y de los anti valores desde todos los flancos y a través de todos los niveles. Teniendo claro que la sociedad que prefigura nuestro Proyecto de País desde el Preámbulo es una sociedad Democrática, Participativa y Protagónica, se plantea “Fortalecer la Contraloría Social para mejorar el desempeño de la Gestión Publica, de las instancias del Poder Popular y de las Actividades Privadas que afecten el interés colectivo. Finalmente Chávez propone: “Fortalecer el sistema de administración de justicia, combatir la impunidad, reformar el sistema penitenciario y promover la justicia de paz comunal”. Hemos avanzado, pero falta mucho por hacer. ¡CHAVEZ VIVE. LA LUCHA POR LA PATRIA HONESTA Y JUSTA SIGUE”

Guanare, miércoles 3 de mayo de 2017.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve