Eduardo Galeano / Opinión

21.Abr.2015 / 03:44 pm / Haga un comentario

Pasó Eduardo Galeano al otro lado del espejo. Junto a Alicia persigue al conejo de la revolución, que corre, porque se le hace tarde para llegar a tiempo a la hora de los pueblos.

Desde el espejo observa Galeano las imágenes deformadas del mundo al revés, en cuya escuela “se educa con el ejemplo, dictando cursos básicos de injusticia, racismo, machismo, miedo, vicios inútiles, impunidad, exterminio, consumo, incomunicación, traición y delirio”.

Sabe Galeano que en estos tiempos ya no hace falta atravesar ningún espejo para descubrir el mundo patas arriba: “basta con asomarse a la ventana”.

-¡Vayan pasando, señoras y señores! -pregona El Sombrerero Loco del Capitalismo- vean al Bufón Imperial sentado en el trono del rey, sientan el aliento de Lucifer nublando el libre mercado, brujos mediáticos, saltimbanquis políticos, dragones financieros y vampiros raspacupos. ¡Pasen adelante!.

Hacen cola para disfrutar del espectáculo los exterminadores del planeta, los defensores de la sociedad de consumo y los firmantes de decretos que ordenan quemar todos los libros de historia, sobre todo los que condenan su historia.

Del otro lado del espejo se le otorga medalla al bachaquero y se castiga con el desprecio al nuevo vecino de la Misión Vivienda, se recompensa al periodista sin escrúpulos que edita un video que oculta lo que pasó y muestra lo que jamás ocurrió, se gratifica al depredador de la naturaleza que arrasa un bosque para construir un centro comercial.

Por suerte, Alicia y Galeano tienen el brebaje que los volverá gigantes y ambos saben que la caída de “Humpty Dumpty” es solo cuestión de tiempo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve