Adán Chávez Frías / Opinión

9.Jun.2015 / 02:19 pm / Haga un comentario

Continúa la conspiración imperialista contra nuestra Patria. La canalla mediática internacional arrecia y usa como herramientas a caducos dirigentes de la ultraderecha y el fascismo mundial. Tal es el caso de Felipe González, exgobernante español, hoy convertido en lobbysta y agente de Washington, que pretende llegar al país para montar un show mediático con la excusa de incorporarse a la defensa del terrorista Leopoldo López.

Quieren hacerle creer al mundo que el Gobierno Bolivariano es violador de los Derechos Humanos, para así generar una matriz de opinión que prepare el terreno para una intervención extranjera en nuestros asuntos internos.

De inmediato, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el Gran Polo Patriótico y todas las fuerzas de la Revolución, nos hemos movilizado junto al pueblo organizado para rechazar la presencia en la Patria de Bolívar de este mercenario de la política, indigno representante del pueblo español.

Hoy más que nunca, cerramos filas por la soberanía nacional, en contra de la injerencia imperialista; demostrando que nada ni nadie detendrán el curso de la Revolución Bolivariana y Chavista y nuestro rumbo hacia el Socialismo.

En el PSUV, adaptamos nuestro cronograma de actividades de la campaña interna, para salir en defensa de nuestra Soberanía y nuestra Independencia, que es, como nos continúa diciendo el Comandante Chávez, “el bien más preciado que hemos reconquistado los venezolanos y venezolanas después de 200 años de batalla”. Rechazamos contundentemente y en la calle, las pretensiones del nefasto club de expresidentes fascistas, como aliados del imperio norteamericano.

Y es por eso, que la campaña interna de nuestro Partido para la selección de candidatos y candidatas, debe servir para consolidar la unidad y alcanzar la victoria popular que nos permita obtener la mayoría en la Asamblea Nacional, que es primordial en esta coyuntura política. Debemos lograr la alianza perfecta, la victoria perfecta, y colocar allí a verdaderos militantes revolucionarios que garanticen la continuidad del proyecto socialista en paz y seguir derrotando las intenciones de los injerencistas.

Insistimos, esta jornada interna, es en realidad un espacio para un gran debate político de altura donde colocamos de relieve los valores y principios del legado ideológico del Comandante Chávez, plasmados en el Libro Rojo, en el Plan de la Patria y en las Líneas Estratégicas de Acción Política de nuestro partido. Un gran debate para la formación y la acción, para terminar de consolidarnos como un partido socialista en permanente movimiento.

Pero igualmente, es un evento histórico para, como lo señaló el Comandante Chávez, seguir depurando el partido y toda la vanguardia revolucionaria, de las corrientes que representan el reformismo, el oportunismo, la anarquía, la indisciplina y la deslealtad en nuestras filas. Debemos combatir y desterrar definitivamente esas corrientes, esa vieja manera de hacer política que usa los términos socialismo, revolución, como un mero disfraz. Hay todavía quienes dicen “somos socialistas” para engañar al pueblo, cuando en realidad su pensamiento y sus valores son los de la vieja socialdemocracia, los de la burguesía. Casualmente, el derechista Felipe González es un claro ejemplo de ello, se hace llamar a sí mismo “socialista”; bajo esa consigna consiguió los votos y lideró un gobierno en España que se caracterizó por la corrupción y el neoliberalismo. Gente parecida a ese tipo de personajes, no la queremos en nuestro partido, ni en el Gran polo Patriótico, ni en ninguna parte de la fuerza revolucionaria.

Como dice nuestro himno, “somos millones, una sola voz”. Cantidad y calidad de la militancia. Lo que buscamos es la reafirmación de la disciplina, la moral, la ética, la solidaridad, la lealtad, a fin de consolidar el partido que necesitamos para continuar profundizando nuestro proceso de liberación nacional, que se ha proclamado bolivariano, socialista, chavista y antiimperialista.

Por este motivo, en nuestra campaña, lo importante no es la captación de votos individuales; no se trata de que nuestros precandidatos y precandidatas salgan a pelearse por los votos para obtener un lugar en una lista, para optar por un curul en la Asamblea. Lo esencial es el espíritu de unidad y de lealtad al legado del Comandante Chávez, y por tanto al pueblo venezolano, que ha confiado durante 18, de 19 procesos electorales, en nuestro proyecto socialista.

Estamos en la búsqueda del salto cuántico, cualitativo y cuantitativo, que nos permita superar la cultura política capitalista y pasar a la verdadera militancia socialista. Buscamos Repolitizar, Reunificar, Repolarizar al partido, aplicando las 3R al cuadrado que nos enseñó el Comandante Eterno, para que sea una organización de vanguardia, que esté en permanente movimiento, en contacto directo con el pueblo y sea capaz de impulsar los cambios radicales que nos permitirán terminar de sepultar el modelo capitalista y avanzar hacia el modelo del Socialismo Bolivariano.

Cuando en octubre del 2010, en el primer encuentro con los diputados y diputadas electas del PSUV, el Comandante Eterno nos hizo un llamado a aplicar esas 3R al cuadrado, realizó un análisis autocrítico del camino que habíamos recorrido y yo diría, que aún tenemos por delante, aunque mucho hemos avanzado. Chávez dijo: “…una revolución tiene que atender las necesidades más pequeñas de la gente, no se puede quedar sólo en el discurso radical de las barricadas. Una revolución tiene que aferrarse a los pobres, a los más necesitados, a su drama, a su dolor, a su amor y a su esperanza…” Y reafirmaba: “…es muy grande nuestra responsabilidad, nosotros no podemos fallarle a la historia y a la esperanza de un pueblo (…)”.

Sólo un partido fuerte, organizado, como parte de la vanguardia revolucionaria, puede conducir al pueblo hacia ese objetivo, hacia la meta histórica del Socialismo, en esta Revolución que emprendió el pueblo venezolano hace 16 años con el Comandante Eterno Hugo Chávez a la cabeza y que hoy continúa el presidente obrero Nicolás Maduro.

Es el momento de ser radicalmente chavistas y convertirnos verdaderamente en el partido de la Revolución. Estamos conscientes que para lograrlo, enfrentamos no pocas dificultades, conspiraciones internas y externas. Es por eso que llamo a toda la militancia del PSUV, a los partidos del GPP, a los frentes sociales, al poder popular organizado, a asumir, a apropiarnos con mucha conciencia, con mucha lealtad, con gran compromiso, del aliento lógico, ético y político del legado del Comandante Chávez. Ese legado debe constituirse efectivamente, en una herramienta, una guía, una brújula eficaz para la reflexión y la práctica transformadora en nuestro accionar cotidiano; que se refiere también a etapas como ésta en que nuestro partido está inmerso en el proceso de elecciones internas.

En esta batalla, en esta coyuntura, nuestro objetivo, nuestra meta, debe ser profundizar la democracia participativa y protagónica, acelerar el proceso de restitución de poder al pueblo. Estamos obligados a vencer, por las generaciones actuales, por nuestros hijos y nietos, por las futuras generaciones de venezolanos y venezolanas. Esta no es una batalla más, es la batalla para obtener la victoria de la Paz, de la Dignidad y de la Soberanía de nuestro pueblo. Esta será, no lo duden compatriotas, la victoria del ideario de Chávez, la victoria de los y las venezolanos y venezolanas revolucionarias, bolivarianas y patriotas. Comprometámonos todos y todas, desde nuestro latir más profundo, en este momento histórico, con la única opción que puede garantizar la paz, la libertad y la felicidad de nuestro pueblo: el Socialismo Bolivariano.

¡Viva Chávez!

¡Viva Maduro!

¡Viva el PSUV!

¡Venezuela se Respeta!

¡Fuera Felipe González de la Patria de Bolívar!

Barinas, domingo 07 de junio de 2015

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve