Eduardo Piñate / Opinión

7.Ago.2018 / 02:53 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Por: Eduardo Piñate 

En mi artículo de la semana pasada me comprometí a escribir en esta oportunidad acerca de las conclusiones de la sesión inicial, de la plenaria final del IV Congreso del PSUV, que se reunió el 28, 29 y 30 de julio. No obstante, el atentado contra el presidente Nicolás Maduro el pasado 4 de agosto, nos obliga a reflexionar y fijar posición sobre el mismo.

En primer lugar, expresó mi repudio, mi contundente rechazo a tan abominable hecho; al mismo tiempo, ratifico mi solidaridad y lealtad al camarada presidente obrero Nicolás Maduro y mi compromiso inalterable con el proyecto socialista bolivariano del Comandante Hugo Chávez, hoy dirigido por nuestro hermano presidente. Estoy seguro que estos son los sentimientos que anidan en la mayoría del pueblo venezolano.

El intento de magnicidio que ocurrió el sábado pasado durante el acto por el 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana en la avenida Bolívar, revela los niveles de desesperación de las oligarquías del continente, del imperialismo estadounidense y europeo y de los lacayos que le sirven; y también evidencia que no tienen límites en su ambición de apoderarse de Venezuela y de sus riquezas naturales. Es un plan de destrucción nacional, llenando a este país de sangre y de muerte.

Las sucesivas victorias políticas, electorales y morales de la Revolución Bolivariana en los años 2017 y 2018 y los errores de la ultraderecha enemiga de la patria, dotaron de fuerza superior a la revolución y condujeron casi a la desintegración a la oposición interna, cada vez más desnacionalizada y subordinada al proyecto de recolonización continental del imperialismo. El Programa de recuperación, crecimiento y prosperidad económica anunciado por el presidente Maduro tiene un hito importante el 20 de este mes y las perspectivas son de nuevas victorias para la economía nacional. De allí la desesperación de la contrarrevolución. No nos van a detener. Seguimos venciendo.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve