Carola Chávez

  • Foto: Con el Mazo Dando

    Chavistamente: Cinismos

    Más de seiscientos hombres, mujeres, niños que huían a Europa, a bordo de un barco sin puerto dónde atracar; casi sin comida, sin agua. “¡Aquí no!“, dijeron tajantes y desvergonzados algunos gobiernos, mientras otros guardaban un silencio escalofriante que decía que ellos eran capaces de observar impávidos la muerte en cámara lenta de más de medio millar de personas.

  • Foto: Con el Mazo Dando

    Chavistamente: Perritos revolcados

    El domingo, Mike Pence, el vice presidente de los Estados Unidos, declaró que tenían los votos para sacar a Venezuela de la OEA.

  • Foto: ÚN

    Trémulo aleteo

    Aletea ansioso el Vampiro en su piso de Madrid. “¡Cónfiro! Sacaron a M. Rajoy y tan bien que nos llevábamos… Y ahora este Pedro Sánchez, que muy de Felipe Gonzalez como que no es, y menos cuando los Barones del Psoe le hicieron aquella zancadilla que el bobo ese supo remontar…

  • Cuba

    Chavistamente: Como Cuba

    “¡Nos va a convertir en una Cuba!” –decía una señora con los ojos desorbitados de rabia y terror, allá en 2001.

  • Foto: Ciudad CCS

    Chavismo irreductible

    Cuando era un muchachito, Rafael Zambrano trabajaba empaquetando bolsas en un abasto chino, allá en San Joaquín. Una tarde, batuqueado por un patrón déspota que le robaba las propinas, Rafael no aguantó más y se puso a llorar de indefensión y rabia, calladito, mientras rellenaba bolsas. Entonces una mano grande le tocó el hombro y, al voltear, el muchachito vio a un flaco de ojos intensos y buenos que le dijo, con absoluta certeza: “Todo esto va a cambiar”. Rafael, acostumbrado a no creer en nadie, se le grabó esa cara, esa voz convencida y convincente, porque sintió que le creía y en aquellos tiempos, poder creer en alguien era algo digno de recordar.

  • Foto: Con el Mazo Dando

    Chavistamente: Portero de discoteca

    Allá en los años ochenta, cuando yo era una chama discotequera, siempre me llamó la atención un personaje de la noche que cumplía orgulloso con una oscura labor: era el portero de discoteca.

  • chavistamente

    Chavistamente: Contra la locura

    Hay cosas muy locas, como eso de que Nicolás traicionó el legado y los gringos lo atacan igualito que atacaban a Chávez, y uno no entiende por qué, porque, si traicionó a Chávez, y Chávez era el enemigo de los gringos, y el que traiciona a mi enemigo debería ser mi amigo ¿no?.

  • Carola

    Crónica de una MAMARRACHADA: ⁠¡Gracias, redes sociales!

    ¡Alerta, alerta! Nicolás ya no es presidente.

  • Cartoon

    Cartoon Trump

    Tras la última pataleta pre-apocalíptica de Trump, pensé: ¿Y si es que actúa, así, como un presidente sacado de Los Simpson’s, a propósito?

  • Nicolás

    Chavistamente: Nicolás

    Pudo haber sido un presidente gris, no porque ese fuera el color de su carácter, sino porque después de aquel arcoíris fosforescente con fuegos artificiales y estrellas que fue Chávez, brillar se hacía muy cuesta arriba. Al principio, tuvo que apechugar la tristeza que a todos nos aplastaba, y levantar una campaña electoral que nadie […]