Violencia de la derecha fascista

El proyecto bolivariano del Comandante Hugo Chávez, desde su inicio, ha sido una gran molestia para los grupos económicos, empresariales y financieros del país, así como para el imperio norteamericano, por oponerse al componente ideológico capitalista, visceral y de dominio burgués, y ser un proyecto liberador para los pueblos que busca la concrecion de Socialismo Bolivariano.

Oponerse al Socialismo Bolivariano se convirtió en un objetivo desesperado, obsesivo y brutal de la burguesía parasitaria, de las viciosas y viejas castas de la partidocracia venezolana, de todas las élites de la ultraderecha criolla e internacional, y del imperio norteamericano, que se juntaron para configurar una ofensiva despiadada contra el Comandante Supremo Hugo Chávez y el pueblo.

Producto de ese odio de la burguesía proimperialista contra el pueblo, reaparece en Venezuela el fascismo.

Históricamente el fascismo ha sido comprendido como un movimiento político violento ejecutado por los grandes capitalistas en el poder; es por ello que algunos autores aseguran que nace de las entrañas del capitalismo, pues posee un alto sentido clasista burgués y un profundo rechazo, incluso odio, a todos los sectores políticos y sociales que se contrapongan a su ideología.

La oposición venezolana ha intentando durante los últimos 14 años desestabilizar y derrotar la Revolución Bolivariana, usando la violencia. No pudieron contra nuestro eterno y supremo líder revolucionario. Pero luego de su partida física, la derecha arreció con opulenta furia y tiranía fascista, contra la voluntad del pueblo que decidió el 14 de abril de 2013 su destino patrio junto al hijo de Chávez: Nicolás Maduro.

La burguesía parasitaria, capitalista, neoliberal y fascista y su excandidato presidencial, Henrique Capriles Radonski, doblemente derrotado por la Revolución, han demostrado nuevamente su odio implacable contra los humildes. Los pobres y los más necesitados fueron víctimas de una oleada de violencia los días 14, 15 y 16 de abril, propiciada por el asesino Capriles, quien al resultar perdedor frente al candidato de la Revolución, Nicolás Maduro; hizo un llamado a sus seguidores al desconocimiento de los resultados electorales y a descargar la “arrechera”, lo que dejó como resultado la muerte de 11 compatriotas, entre ellos dos infantes, casi un centenar de heridos, sin contar los actos de xenofobia contra los hermanos cubanos y los cientos de destrozos en infraestructuras de salud, formación, viviendas y casas del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

A esta ola de violencia se le suma una guerra económica feroz, un sabotaje eléctrico y un perverso ataque en el sector alimentario, con el acaparamiento y desabastecimiento generalizado de productos de primera necesidad; todo esto promovido por la burguesía, en un intento desesperado por acabar con el legado del Comandante Chávez: la Revolución Bolivariana.

A continuación algunos trabajos publicados en nuestro portal web, que muestran la violencia de la derecha fascista:

60 FOTOS de daños a Centros de Salud (CDI), telecomunicaciones, viviendas y partidos políticos

Ellas y ellos son los mártires de la oleada fascista incitada por Capriles

Documental “Abril entre la paz y la rabia”, de Ángel Palacios. Las mentiras y asesinatos de Capriles:

Imagen de previsualización de YouTube