Noticias

29.Ago.2016 / 05:49 pm / Haga un comentario

Fotos: Efe

Fotos: Efe

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, compareció este lunes ante el Senado Federal, para brindar testimonio en la fase final del juicio político que enfrenta y que ha sido denunciado como un golpe de Estado parlamentario promovido por sectores políticos y económicos interesados en poner fin al proceso democrático y de inclusión que comenzó su compañero de lucha, Luiz Inácio Lula da Silva.

Rousseff llegó al Senado acompañada de da Silva, de compañeros de su equipo de gobierno y de simpatizantes, entre los que se encontraba el cantante Chico Buarque, referencia de la lucha por la democracia de Brasil.

A su llegada fue ovacionada por senadores y diputados demócratas y procedió a ofrecer un discurso de al menos una hora en el que denunció que esta fase del juicio político es “la consumación de una gran ruptura constitucional”.

 Lula

Manifestó que no existe ningún crimen de responsabilidad en su contra, por lo cual, denunció, el senado está a “un paso de concretar un verdadero golpe de Estado”.

Manifestó que teme por la muerte de la democracia, y en ese sentido por el fin de 13 años consecutivos de inversión social para lograr un Brasil más igualitario.

“Está en juego el respeto a la voluntad del pueblo y las conquistas de los últimos 13 años; está en juego la inversión en obras, proyectos de integración, están en juego los principios éticos, la autoestima de los brasileños; está en juego la estabilidad fiscal, el futuro del país, las conquistas, la oportunidad y la esperanza de avanzar”, alertó.

Recordó que lo único que puede despojarla de sus funciones es el pueblo, y no un grupo de senadores, aun cuando sean mayoría.

Habló sobre las acciones del gobierno interino de Michel Temer -uno de los promotores del golpe-, quien ha tomado decisiones como la suspensión de programas de alfabetización y de construcción de viviendas.

“Corren peligro las conquistas por este gobierno conservador. Seguramente serán privatizados y congelados por 20 años los gastos en salud, educación. Van a impedir que se pueda tener acceso a escuelas, al sueño de tener una casa propia”, manifestó.

A pesar de ello, ratificó que su lucha antes, con la dictadura, y ahora, en este proceso de joven democracia, ha sido por la verdad, la justicia y el pueblo.

“He sido intransigente en la defensa de la gestión del trabajo público, por eso con las acusaciones no puedo dejar de sentir el gusto áspero y amargo de la injusticia”, mencionó.

“Igual que en el pasado estoy resistiendo; resisto, no esperen que quede callada”, aseveró.

Reiteró su propuesta de ir a elecciones anticipadas, como método para preservar la democracia.

“Diálogo, participación y voto directo y libre, esas son las mejores armas que tenemos para poder preservar la democracia”.

“No es posible que no se vaya a ver la arbitrariedad de ese proceso y la injusticia que se está haciendo (…) No practiqué ningún acto ilícito. Está comprobado que yo no actué de manera dolosa”, enfatizó.

Sobre las maniobras jurídicas de este proceso, la mandataria manifestó que el juicio se ha desviado de la Constitución y del debido proceso legal.

“Me quieren condenar, me quieren condenar por firmar decretos que atendían demandas de la población, las demandas de diversos órganos inclusive el Poder Judicial, por ejemplo”, aclaró.

El proceso

Esta es la fase final del juicio político que se prevé concluya  entre el martes y el miércoles esta semana, cuando la mayoría de 81 senadores decidirá si Rousseff continúa en sus responsabilidades o es despojada de su investidura.

Si la mandataria es despojada de su cargo , Michael Temer –presidente interino– seguirá en la Presidencia de Brasil hasta el 1° de enero de 2019, cuando finaliza el actual mandato, y Rousseff quedará inhabilitada por ocho años para ejercer cualquier cargo público. Pero si el Senado absuelve a la mandataria, ésta recuperará el poder una vez que se publique la sentencia.

AVN

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve