Francisco Rangel Gómez / Noticias / Opinión

2.Abr.2017 / 06:04 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Es lamentable que la oposición venezolana se siga prestando para fraguar las intenciones injerencistas sobre nuestra Patria. Los constantes y coincidenciales viajes de figuras opositoras a destinos claves permiten discernir claramente hacia dónde se conducen y no es precisamente hacia la solución de los problemas a los que debemos hacer frente los venezolanos, juegan a la derrota del Gobierno, pero no precisamente por la vía electoral; están llamando a la desgracia, a la destrucción y a la muerte de miles de inocentes.

Se han refugiado en la descartable OEA, un organismo que le debe una disculpa al Pueblo Venezolano por no haber hecho frente de manera oportuna y contundente al golpe de estado en el 2002. Solamente por citar uno de los nefastos sucesos que atentaron contra  la estabilidad de todo el continente y de lo que el silencio cómplice de la “organización” abruma.

Ahora bien, cuando creíamos que finalmente había llegado alguien coherente a la secretaría de esta institución, que para bien de nuestra América sería un aliado tan anhelado y necesario, nos volvimos a equivocar; pareciera que la indolencia es inherente al cargo, o será que las golosinas logran imponer procederes… lo cierto es, que Venezuela es víctima de un ataque inaudito, orquestado desde el imperialismo que mueve las fichas de su propia mesa de ajedrez: cada uno de los gobiernos capitalistas a los que nuestro proceso de justicia social les causa escozor, se pronuncian sumisos ante la orden y cargan contra nuestro país; bajo este contexto, podemos afirmar que estamos ante una contienda donde además de enfrentar al adversario, el árbitro está (sin dudas) vendido.

Los pasos fueron dados con la precisión de un cirujano. A lo que fue decisión del máximo tribunal, por considerar el vacío de poder en el que incurre la Asamblea Nacional y tomar PROVISIONALMENTE sus atribuciones (que pudo haber sucedido en otro país del mundo y no causaba tanto revuelo), trascendió como un auto-golpe de estado, los medios y no medios cubrieron la noticia con la inmediatez de pocas veces, enseguida los seudo líderes oposicionistas estaban en la calle hablando de “golpe”, comenzaron las escaramuzas de guarimba en Caracas, generando la angustia que desestabiliza, y acto seguido sale el Almagro a refrendar que en Venezuela hubo “auto golpe”.

Lo rescatable de tal situación es que no hallan de qué manera hacernos entrar en la espiral sin retorno que necesitan para activar la tan esperada carta democrática que está irremediablemente asociada con el decreto que dejó ratificado Obama y que nos tilda de amenaza inusual para los EEUU; son pasos estudiados, acordados y premeditados para hacer tambalear a Venezuela, que recordemos, es la dueña de la reserva más grande del principal recurso energético mundial, por no decir, están detrás del petróleo que una vez administraron y necesitan tenerlo de regreso en sus inescrupulosas manos!

Es una verdadera lástima que Venezuela tenga una oposición tan hueca y sin la plena conciencia de la gran responsabilidad que tenemos los venezolanos en la defensa de nuestro territorio. No se trata de oponerse porque rechacemos alguna política adoptada por este Gobierno, una oposición de altura elabora las propuestas en torno a esos desacuerdos y trabaja por ganar la aprobación del Pueblo. Es incoherente hablar de dictadura, requerir la intervención extranjera, la invocación de la carta democrática, cuando se pone en riesgo el suelo que pisan nuestros hijos.

Roguemos porque la oposición no se queme con la candela con la que osan jugar, porque no habrá excepción, todos nos podemos quemar.

@rangelgomez

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve