Noticias

20.Nov.2015 / 10:44 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

La crisis que significó la intervención del Fondo Monetario Internacional (FMI) durante la era puntofijista para la población venezolana y los intereses imperialistas que han regido este mecanismo económico desde su creación, fueron parte de los temas abordados en el foro FMI como instrumento del capitalismo, que se realizó este jueves en Caracas, durante el Ciclo Antiimperialista que desarrolla la Escuela de Formación Integral Doctor Carlos Escarrá Malavé (Eficem).

La actividad, que contó con la participación del diputado y economista, Jesús Faría, y los profesores, Pablo Jiménez, de la Universidad Bolivariana, y Judith Valencia, de la Universidad Central de Venezuela, sirvió de encuentro para el debate de ideas sobre el papel que ha ejercido esta institución internacional en la desestabilización y estancamiento económico de los países adeudados.

“El FMI surgió en época de posguerra como un mecanismo para organizar las economías mundiales, pero bajo los intereses imperialista. Lo que se vendió como la alternativa para lograr el equilibrio y la estabilidad en el mundo, se convirtió en la tragedia de nuestros pueblos”, explicó Faría.

“Este organismo se aprovecha de los países que están sufriendo dificultades económicas, al brindarles la opción de un préstamo a cambio de una condición: la firma de la carta de intención, que no es más que un compromiso que obliga a los gobiernos a cumplir con un programa de ajuste absolutamente neoliberal”, recalcó.

Este paquete de ajuste económico se traduce en la privatización de aquellas empresas vitales para el desarrollo nacional, así como la pérdida de la soberanía del país, la liberación del mercado y la congelación de los salarios.

“Atacan al empleo, atacan al salario y generan una inflación infartante, para crear una crisis económica que propicie la sumisión y subordinación del Estado a los intereses del imperio norteamericano y de las corporaciones internacionales”, agregó.

En este sentido, Faría destacó que el sistema capitalista es absolutamente opuesto a la Revolución Bolivariana, ya que “en el capitalismo la ley es maximizar las ganancias, mientras que en el proceso bolivariano la ley es desarrollar las fuerzas productivas en virtud de dar respuesta a las necesidades del pueblo”.

Por su parte, Pablo Jiménez señaló que la meta de este tipo de encuentros es demostrar a la población, a través de argumentos, el enorme peligro que representaría para la nación que un gobierno de derecha llegue nuevamente al poder.

Aclaró que uno de los propósitos del FMI es obligar a las grandes empresas del país a producir para el mundo y no para atender las necesidades del pueblo y que la única forma de contrarrestar esta dominación imperialista norteamericana es creando mecanismos soberanos regionales de financiamiento diferentes a este sistema.

Al respecto, Judith Valencia refirió que una de las primeras personas capaz de interrumpir esa dinámica intercontinental capitalista fue Hugo Chávez, al plantear estructuras que han alejado al país de las manos del FMI como el Fondo de Desarrollo con China y el Banco de Desarrollo Económico y Social de Venezuela (Bandes).

Alertó, además, que actualmente existe un plan para entregar a Venezuela a manos de la institución internacional, a propósito del audio revelado entre el presidente de las Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, y el exministro Ricardo Haussmann, en donde referían acciones conspirativas contra el país.

Por ello, instó a los venezolanos a seguir luchando por defender el proceso revolucionario. “Si somos capaces de seguir con nuestro Plan de la Patria, no volverá jamás el fondo a apropiarse de nuestro territorio. La solución siempre será trabajo, trabajo y más trabajo por la revolución y por el pueblo”.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve