Noticias

28.Jun.2015 / 03:06 pm / Haga un comentario

Foto: AVN

“Nada es tan conforme con las doctrinas populares como el consultar a la nación en masa sobre los puntos capitales en que se fundan los Estados, las leyes fundamentales y el Magistrado Supremo. Todos los particulares están sujetos al error o a la seducción, pero no así el pueblo, que posee en grado eminente la conciencia de su bien y la medida de su independencia. De ese modo su juicio es puro, su voluntad fuerte y, por consiguiente, nadie puede corromperlo ni menos intimidarlo. Yo tengo pruebas irrefragables del tino del pueblo en las grandes resoluciones, y por eso es que siempre he preferido sus opiniones a las de los sabios”.

Este es el fragmento de una carta del Libertador Simón Bolívar enviada a los 52 diputados del Congreso del Perú, el 27 de abril de 1826, y esas palabras fueron retomadas el 11 de febrero de 2010 por el comandante de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, cuando el Partido Socialista Unido de Venezuela se preparaba para la elección primaria en la que elegía a los candidatos a diputados a la Asamblea Nacional por el periodo 2011-2016.

“Yo me la juego con las bases (…) Yo hago esta reflexión porque el pensamiento claro y luminoso de nuestro padre Bolívar apunta al deber ser”, reafirmó el líder socialista cuando se celebraba en Caracas el cierre del Primer Congreso Extraordinario del Psuv.

“Nosotros tenemos que andar siempre por los caminos de la claridad y de la transparencia aun cuando sean más arriesgados. Lo más difícil es construir una democracia profunda, socialista, radical y yo creo que éste es el camino y entiendo que todos ustedes lo comparten porque nosotros andamos impulsados por los mismos valores, por la misma esencia, por el mismo ímpetu por la misma idea: democracia”, apuntó Chávez ese 11 de febrero.

El comandante Chávez confió en la sabiduría del pueblo para mantener la marcha de la Revolución y, sobre todo, en la importancia que tiene esa participación activa y protagónica en el no retroceso de lo logrado. “¡Asumamos los riesgos! ¡Yo creo en ustedes! ¡Creo en el Partido! ¡Creo en el pueblo!”.

“Me la juego con la conciencia del pueblo, que ha venido madurando, y con un Partido que le falta mucho, pero que ha dado demostraciones de madurez, de conciencia, de fortaleza interna, que no se va a dejar manejar por nadie”.

En esa oportunidad explicó que el ganar, con los candidatos electos por las bases, los dos tercios de las bancas de la Asamblea Nacional tiene doble objetivo: uno defensivo, que consiste en evitar que la oposición ocupe esos espacios para luego utilizarlos en sus objetivos de desestabilización y sabotaje contra el país, y otro ofensivo, que se centra en la profundización de la Revolución Bolivariana, que no es otra que garantizar justicia social, igualdad y la redistribución de los recursos para el bienestar de los venezolanos.

“Es absolutamente necesario el triunfo del proyecto socialista a largo plazo y el triunfo del 26 de septiembre. Nosotros, bajo ningún concepto, podemos permitir que la burguesía tome el control de la Asamblea Nacional. Eso sería catastrófico para la Patria, para la Revolución, para el Gobierno y para el pueblo”, advirtió.

Reafirmación

Este año se vive en Venezuela un escenario similar al de 2010. Nuevamente, el Partido Socialista Unido de Venezuela convoca, esta vez no solo a su militancia, sino a todo el pueblo elector a votar por sus candidatos a la Asamblea Nacional.

1.162 aspirantes, 50% hombres y 50% mujeres, se medirán en la elección interna que tiene como fecha este 28 de junio en las 87 circunscripciones fijadas por el Consejo Nacional Electoral. Serán elecciones universales, directas y secretas.

Para las elecciones serán habilitados 3.988 centros de votación, los cuales estarán identificados con una pancarta alusiva al Psuv, así como imágenes del Libertador Simón Bolívar y el comandante Hugo Chávez, además de afiches con la identificación de los precandidatos correspondientes a cada circuito.

Una vez más, el partido de Chávez se la juega con las bases.

 AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve