Memorias / Noticias

26.Oct.2015 / 09:30 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

El 26 de octubre de 1864, nació en Isnotú, estado Trujillo, José Gregorio Hernández, conocido como el médico milagroso. Hijo de Benigna Hernández Manzaneda y José A. Cisneros M, es recordado por su infinita bondad humanitaria y su fervorosa entrega.

Estudió bachillerato en Caracas, e ingresó en la Universidad Central de Venezuela (UCV) en 1884, donde obtuvo el título de Médico en 1888. Cuando se preparaba para ejercer la profesión en Caracas, gracias a una beca designada por el Gobierno de entonces, viaja a Europa para estudiar en París, algunas materias de las que aquí no se tenía gran conocimiento. Fue así como José Gregorio Hernández se preparó con profundidad en las áreas de: microbiología, histología normal, patología, bacteriología y fisiología experimental. Aprovechando el viaje, trajo a Caracas equipos para los laboratorios del Hospital Vargas.

A su regreso a Venezuela, en 1891, todos sus conocimientos adquiridos los vertió con alma de apóstol en sus alumnos de la UCV Dictó las cátedras de todas las áreas de conocimiento en las que se había formado en Europa, siendo la más importante la de bacteriología. Además, fue nombrado director del Laboratorio Nacional, haciendo de éste “una copia exacta del de la Escuela de Medicina de la Universidad de París”.

Su labor de docente fue interrumpida en dos ocasiones. La primera, cuando decide hacerse religioso y entrar en el monasterio de la orden de San Bruto y la segunda vez, fue a partir del 1 de octubre de 1912, cuando el gobierno dictatorial del general Juan Vicente Gómez decreta el cierre de la Universidad, ya que esta se había situado en contra de su régimen.

Su sorpresiva muerte, por un arrollamiento en la ciudad de Caracas el 29 de junio 1919, constituyó el inicio de la devoción para la feligresía venezolana, quienes lo veneraran por sus virtudes como médico y por su vocación religiosa. Por esta razón, desde hace varios años la Iglesia venezolana, inició el proceso de beatificación y canonización del doctor José Gregorio Hernández, ante el Vaticano, sin embargo, en este momento, el proceso se encuentra detenido por la falta de un misterio comprobable.

Con el Mazo Dando

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve