Noticias

19.Feb.2016 / 01:50 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Especialistas prevén que marzose convierta en el mes más caluroso en Venezuela producto del fenómeno climatológico El Niño, alcanzando su punto máximo para la temporada de Semana Santa.

Así lo refirió la divulgadora y educadora ambiental Xiomara Cuevas de la dirección de Defensa Integral del Ambiente del Ministerio Público (MP) durante un conversatorio que se llevó a cabo este viernes en la sede de la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis).

“Según pronosticadores colombianos, venezolanos y peruanos este Fenómeno se va en julio, pero el pico más alto lo vamos a tener en marzo por lo que deben prepararse manteniéndose hidratados porque vamos a tener una Semana Santa bastante cálida”, expresó.

En su exposición comentó que ante este escenario la población en general debe tomar medidas preventivas como tomar abundante agua para mantener el cuerpo hidratado así como cubrirse la cabeza para protegerla del fuerte calor.

Explicó que el fenómeno El Niño no es producto del cambio climático “sino una variación en el clima que hace que producto del alejamiento de la corriente de Humboldt ingrese una masa de aire o gas caliente que incrementa el nivel de temperatura en las aguas del océano pacífico”.

“Este fenómeno es cíclico pero no programático, aparece cuando él quiere y puede durar 12 o 15 meses”, apuntó.

Cuevas acotó que de este fenómeno climatológico se tienen registro desde el año 1.400 en la costa del Perú, “cuando los pescadores comenzaron a notar que los peces se iban de la costa (siendo Perú uno de los países con mayor producción pesquera de la región) para la misma época del año, entonces comenzaron a estudiar esta situación y llegaron a la conclusión de que el incremento en la temperatura del agua, en esta costa, que generalmente es fría, producía esa migración de peces”.

Fue hasta 1896 cuando se fundó la Sociedad Natural del Perú que se confirmó que el calentamiento del mar causaba el alejamiento de los peces. La migración se producía para la época de navidad, “por lo que la llamaron fenómeno El Niño, por la cercanía a la fecha de nacimiento del Niño Dios”, detalló la divulgadora ambiental.

“El agua se calienta tanto que los mismos peces saben que pueden morir y prefieren irse a otra parte del océano pacífico donde encuentren frío”, enfatizó, al tiempo que destacó que mientras en América del Sur se experimenta calor o sequía, en Asia y Oceanía se “producen lluvias muy fuertes, inundaciones, y vientos feroces”.

Agregó que cuando este proceso se invierte y “las corrientes frías se vuelven al pacífico generando lluvias en el sur y centro de América y sequía extrema en Oceanía, al punto que se afecta el ganado, la vegetación y las personas por el calor, se conoce como fenómeno de La Niña”. El impacto de ambos fenómenos afecta todo el planeta y se conoce científicamente como El Niño Oscilación del Sur (ENSO).

“Esa sensación de humedad, que no es frío sino humedad, es la que conocemos como el fenómeno La Niña, y mientras el Niño anda por un extremo del mundo, la Niña va por otro y después se invierten”, dijo.

La educadora Cuevas exhortó a los asistentes al conversatorio a cuidar el medio ambiente, utilizar de manera adecuada el agua potable, ahorrar energía eléctrica y tomar conciencia acerca de este fenómeno “que es impredecible, que es completamente natural y que al mismo tiempo nos invita a respetar la madre tierra”.

AVN
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve