Memorias / Noticias

15.Jul.2016 / 09:56 am / Haga un comentario

Jesús Enrique Lossada

Nacido el 15 de julio de 1892 en un hogar donde el padre faltó, Jesús Enrique Lossada, uno de los grandes intelectuales del estado Zulia, dejó una profusa obra en las letras y una universidad que se reabrió luego de un tiempo sumergida en el oscurantismo: la Universidad del Zulia (LUZ).

Lossada, hijo de María Luisa Lossada, una joven madre soltera, creció con grandes valores en medio de la pobreza, la cual no lo ahuyentó de su formación académica, que comenzó en una escuela del sector La Arreaga de Maracaibo, para luego continuar su preparación en el Colegio Nacional de Varones.

Allí tuvo la oportunidad de que nunca le faltase un libro para estudiar, una obra que leer, pues fue el encargado de la biblioteca de la institución, donde participó asimismo como vocero del Centro Científico de Estudiantes, del cual fue cofundador.

A los 19 años, el inquieto Lossada escribió una obra en la que se conecta la teología, la filosofía y la psicología, la cual tituló ¿Es Dios la naturaleza misma o un ser distinto y superior a ella?.

Por este trabajo de profunda reflexión fue reconocido con la Estrella de Oro y pasó a ser uno de los intelectuales reconocidos, no sólo del Zulia, sino del país.

Al egresar del Colegio Nacional de Varones, es nombrado como su director y le colocan como tarea que no permita el cierre que se veía en puertas. Logra, entonces la reincorporación de estudiantes y con ello la continuidad del colegio.

Mientras tanto LUZ estaba cerrada desde 1904, hacía un año antes de su egreso como bachiller y, por dificultades económicas, no podía seguir sus estudios universitarios en Caracas o en el estado Mérida.

Logra graduarse de abogado en 1921, bajo modalidad especial en Mérida, hasta donde viajaba de forma esporádica para presentar exámenes.

En 1930, luego de haber sido director del Liceo Rafael María Baralt, Lossada creó la Escuela de Ciencias Políticas de Maracaibo, que comenzó a funcionar como núcleo de la Universidad de los Andes y que es la génesis de la Facultad de Derecho de LUZ.

Protagonista junto al pueblo

Lossada participó de manera protagónica en el movimiento que clamaba en la región zuliana la apertura de la universidad. Fueron nueve años de lucha, desde 1936 a 1945, tiempo en el que ministros rechazaron el petitorio de reapertura, lo cual no bajo el ánimo del intelectual y de los zulianos que le acompañaban y que lograron abrir sus puertas el 1 de octubre de 1946.

Ese día, los marabinos se lanzaron a la calle y rodearon la nueva sede de la casa de estudios, ubicada en el sector La Ciega, cercano a orillas del Lago y cuya estructura fue donada por los obreros de Maracaibo. Pasó entonces la Casa del Obrero a ser la Universidad del Zulia.

En su discurso de apertura, Lossada recorrió los sucesos históricos desde el cierre hasta su nuevo amanecer. Expuso: “No han de resignarse a ser simples casas manufactureras de doctores y profesionales (…) Han de preocuparse con auténtico interés por suscitar dentro de sus claustros el amor a la investigación, a la caza de nuevos aspectos de los fenómenos, al libre divagar de las inteligencias”.

Estableció la Dirección de Cultura y se propuso romper definitivamente con el oscurantismo con la creación de grupos culturales, con publicaciones, con cátedras libres para llevar el conocimiento fuera de las fronteras universitarias y abrió la propuesta de una imprenta y una emisora radial.

Lossada acuñó la frase en latín Post Nubila Phoebus, Después de las nubes el Sol, lema estampado frente al escudo que representa la universidad zuliana , de la que dijo un año después de reabierta que debía ser “medularmente revolucionaria”.

El rector de la reapertura, fue además maestro, periodista, dramaturgo, poeta, cuentista, redactor de la Constitución de 1947 y sentó las bases del poder electoral.

Su partida física fue el 28 de junio de 1948. Sus restos se encuentran junto al de su madre en el Cementerio El Cuadrado de Maracaibo, tal como lo decidió en su vida.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve