Memorias / Noticias

7.Sep.2015 / 08:36 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Este 7 de septiembre se conmemora el 169 aniversario del levantamiento de armas de Ezequiel Zamora, en la población de Guambra, en el estado Aragua, lucha que llevó como bandera las consignas: ¡Tierra y hombres libres!, ¡Respeto al Campesino! y ¡Desaparición de los Godos!, en un claro desafío a las clases dominantes monopolizadoras de la tierra.

Ezequiel Zamora fue un militar y político venezolano, cuyos ideales apuntaban a la reforma agraria a favor de los campesinos, era además un férreo enemigo del latifundio reinante en el país en el siglo XIX.

Zamora se instala en 1840 en Villa de Cura, donde establece una pulpería y tienda de víveres, la cual llamó “El Valiente ciudadano”, desde allí desarrolla un gran prestigio y popularidad, que le permiten conocer el descontento social de los trabajadores de la tierra y de los más desposeídos.

Se unió a la causa liberal en la época de Antonio Leocadio Guzmán, fundador del partido liberal y adversario de la oligarquía terrateniente dirigida por José Antonio Páez.

En 1846 se postuló como candidato para el cantón de Villa de Cura, pero su nominación fue objetada por los grupos conservadores. Este fue el reflejo de la disparidad que existía entre Liberales y Conservadores.

En la población de Guambra, al Sur de la entidad aragüeña, en septiembre de 1846, lanza un llamado de armas y consigue un importante respaldo que da inicio a las insurrecciones campesinas, preludio a la Guerra Federal.

El general Zamora acompañado de otros líderes locales se puso al frente de este importante movimiento militar, bajo las ideas del liberalismo de aquel entonces.

El llamado de esta lucha era a recuperar las tierras, a riesgo de la propia vida, para acabar con las desigualdades entre los terratenientes en el poder y el resto del pueblo conformado por esclavos, peones y campesinos.

En este primer levantamiento Zamora obtuvo gran respeto y fue reconocido por el título de General del Pueblo Soberano.

Tuvo entre sus filas a otros jefes locales como El Indio Francisco José Rangel, Zoilo Medrano y José de Jesús González, quienes eran campesinos que sufrían las condiciones injustas y era explotados en las haciendas.

Tras varias batallas en las cuales resultó triunfador, Zamora fue derrotado y capturado el 26 de marzo de 1847. Lo condenaron a muerte en Villa de Cura, porque la Constitución de 1830 contemplaba la pena de muerte, pero se escapó de prisión y después fue indultado por el general Monagas.

Durante el curso de la Guerra Federal, el 10 de enero de 1860 recibe un balazo en la cabeza que le causó la muerte. Aún se desconoce la procedencia de la bala, algunos dicen que salió de su propio campo.

Su deceso cambió el rumbo positivo que llevaba la guerra para los federalistas y se produjo la pérdida, de quien se considera uno de los más importantes líderes populares del siglo XIX en el país.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve