Noticias

1.Abr.2015 / 03:07 pm / Haga un comentario

Foto: archivo

Con motivo de la Semana Santa, este miércoles representantes de la clase obrera trabajadora y antiimperialista se congregaron para participar en la celebración de una misa ecuménica denominada: “Oración por la paz, la vida y contra el imperialismo”, donde elevaron sus oraciones en favor de la paz.

 La misa estuvo oficializada por el padre católico Numa Molina, el pastor cristiano Uriel Ramírez y el guía espiritual del Centro de Intercambio Iraní-Latinoamericano, Sheij Rouhollah, quienes junto al ministro de trabajo, Jesús Martínez, y los trabajadores, convergieron en el llamado a la paz y a profundizar la lucha contra el imperialismo y quienes estamparon sus firmas en contra del decreto impuesto por el gobierno norteamericano en contra de Venezuela.

 Desde hace tres quinquenios, Venezuela forma parte de los objetivos de Washington, acciones que se acrecentaron a principios de marzo con la firma de un decreto ejecutivo de Barack Obama, en el que declara a Venezuela como una “amenaza extraordinaria e inusual” para la seguridad nacional y política exterior de Estados Unidos, con el fin de justificar sanciones contra el Estado venezolano.

 En este contexto, el ministro para el proceso social del trabajo, Jesús Martínez, exhortó al pueblo a mantenerse fiel dentro del proceso revolucionario que se construye en el país. “Los enemigos tratan de quebrar la revolución, buscando mellar la dignidad del pueblo, pero este pueblo combatió con el Comandante Chavéz”, expresó en referencia al líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez.

 “En todas las vicisitudes, el pueblo ha sabido resistir”, añadió el ministro, al destacar la resistencia del pueblo venezolano a los incesables ataques del imperialismo estadounidense, que pretende obtener las riquezas naturales del país con las mayores reservas de petróleo del planeta.

 “Como pueblo hemos decidido ser libres, independientes y soberanos, pero además de ser patria, decidimos ser patria socialista”, enfatizó Martínez al señalar las razones por las cuales Venezuela ha sido víctima reiterada de ataques por parte de sectores de la derecha nacional e internacional.

 Asimismo, llamó a trabajar en unidad para y seguir consolidando la soberanía y reafirmó que el gobierno bolivariano continuará firme en la defensa de la paz y soberanía venezolana.

 Por su parte el sacerdote Numa Molina, señaló como una característica distintiva del pueblo venezolano, ser un pueblo pacífico. “Somos pacíficos porque somos seguidores de Jesús, pero eso no significa que seamos borregos y agachemos la cabeza, justamente esta paz nos hace levantar la cabeza muy en alto”, exaltó Molina.

 Prosiguió el sacerdote exclamando la frase: “Cristo tiene rostro de mujer y se llama Venezuela”, haciendo a su vez un llamado a profundizar el compromiso con la patria a través de la defensa de la paz

 Comparó los tiempos de Cristo con la realidad actual del pueblo venezolano y de otros países que han sido arremetidos por el imperialismo: “Jesús nace, vive y muere en una colonia romana, y muere condenado por un representante del imperio romano los imperios han actuado siempre así (…) por eso Jesús decía: ‘la paz que yo le propongo es distinta a la paz del imperio”, destacó.

 Entretanto el guía espiritual, Sheij Rouholla, leyó unos versículos del sagrado Corán y se refirió a la realidad que vive la paria frente a esta arremetida por parte del gobierno de Barack Obama y recordó, como el imperialismo ha causado profunda cicatrices en su país natal, Irán, así como en Siria, Libia, entre otras naciones del mundo que han sido víctimas de ataques imperiales.

 “Quiero que reflexionen, todo se repite en la historia”, dijo refiriéndose a la posibilidad que tiene Venezuela de padecer las peores arremetidas frente a este ataque por parte de la Casa Blanca, destacando a su vez, que estas son acciones del imperio frente a los pueblos que se ponen en pie para ejercer su soberanía y ser dueños de sus propios destinos.

 “En toda la historia hay algunos que no quieren aceptar la paz, verdadera (…) ellos reconocen la paz cuando ellos dominan a los demás”, agregó Rouholla destacando que, el valor de la paz, se basa en el respeto, característica ausente en los imperios opresores de los pueblos.

 Por su parte el pastor cristiano Uriel Ramírez, exhortó a los asistentes a esta celebración santa que se debe seguir adelante en defensa de la paz, la soberanía, pero sobretodo en unión. “Estamos bajo un mismo proyecto de vida”, dijo e invitó al pueblo, más allá de las religiones, a mantenerse en pie de lucha frente a los obstáculos.

AVN

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve