Memorias / Noticias

13.Dic.2016 / 09:46 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Foto: Archivo

Prensa PSUV.- El histórico abrazo entre Hugo Chávez y Fidel Castro un 13 de diciembre de 1994 en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana, Cuba, marcó el inicio de una nueva era revolucionaria. Dos gigantes de Latinoamérica se encontraron por primera vez para extender lazos de una hermandad solidaria, indestructible y para toda la vida.

Todo comenzó con una invitación que recibió Hugo Chávez por parte del historiador de La Habana, Eusebio Leal para dictar una conferencia magistral acerca del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200.

El líder de la Revolución bolivariana acepta y viaja a la capital cubana el 13 de diciembre, donde fue recibido por el propio Fidel Castro. A la mañana siguiente se reunieron en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.

“Esperamos venir a Cuba en condiciones de extender los brazos, y en condiciones de mutuamente alimentarnos en un proyecto revolucionario latinoamericano”, fueron las palabras de Chávez al llegar a Cuba.

Luego de cinco años de aquel encuentro, Fidel Castro viajó a Venezuela para asistir a la toma de posesión del mandatario Hugo Chávez.

Es así como Chávez y Fidel comenzaron a consolidar una alianza estratégica entre Venezuela y Cuba, la cual más allá de la empatía, coincidencias ideológicas y amistad personal, se transformó en una esperanza para unir a los pueblos latinoamericanos.

“Fidel es para mí un padre, un compañero, un maestro de estrategia perfecta”, dijo Hugo Chávez en el 2005, refiriéndose a su estrecha relación con el mandatario cubano.

En el 2004, los dos líderes revolucionarios fundan la Alianza Bolivariana nuestra para los pueblos de América (ALBA) como instrumento de Liberación del siglo XXI, mecanismo con el cual se desbancó el ALCA. Es así como América Latina se enrumbó hacia la unidad y una nueva independencia, un legado excepcional que dejan para los pueblos y el futuro.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve