Memorias / Noticias

18.Nov.2014 / 08:40 am / Haga un comentario

Foto: Archivo

Prensa PSUV.- Hoy se cumplen 10 años del asesinato de Danilo Anderson, el fiscal valiente que para el momento de su asesinato llevaba importantes casos como los relacionados con el golpe de Estado de abril de 2002 y el sabotaje petrolero de los años 2002 y 2003.

Eran pasadas las 11 de la noche del año 2004, cuando una noticia cruenta, un atentado con bomba terrorista, estremeció a los venezolanos que escucharon y vieron la noticia: habían asesinado al fiscal Danilo Anderson, justo en la calle Vargas de Los Chaguaramos (donde hoy en día se erige un monolito en honor a su memoria).

Mucha confusión reinó en esos minutos y horas de ocurrido el suceso. Todo lo que fue el alto Gobierno para la fecha, encabezado por el entonces vicepresidente de la República, el periodista José Vicente Rangel, se hicieron presentes en el sitio del trágico acontecimiento.

Desde ese mismo momento, comenzaron las investigaciones que determinaron, posteriormente, lo que en un principio fue una suposición: A Danilo lo mataron porque llevaba importantes expedientes de poderosos conspiradores deseosos de derrocar a como diera lugar al Gobierno Bolivariano.

Para el momento que fue emboscado por la canalla, Anderson estaba dedicado al estudio del expediente de los participantes en el golpe de Estado, razón por la cual tenía previsto citar a más de 400 personas firmantes de la autoproclamación de Pedro Carmona Estanga (El Breve, como también se le conoce). Algunos ya habían acudido a la citación, especialmente, los dueños de los medios de comunicación privados.

El comandante supremo Hugo Chávez, comentó en el libro Los Cuentos del Arañero, que tras el golpe de Estado y el sabotaje petrolero de 2002, Danilo Anderson comenzó a realizar sus investigaciones sobre estos hechos que conmocionaron al pueblo venezolano.

El máximo líder de la Revolución Bolivariana destacó que en una oportunidad vio al fiscal ofreciendo declaraciones en una rueda de prensa donde señaló a “gente de poder”, lo cual lo hizo pensar que la vida de Anderson peligraba.

“Entonces, vi a Danilo y me llegó el instinto, ese que uno va desarrollando. Como uno tiene ya tantos años en esto, a veces un detalle es decisivo, y me dije: “Lo van a matar”. Y les juro que mandé por él, pero tenía que irme, no sé a dónde iba. “Llámenme a Danilo” y salió la caravana volando hacia Maiquetía. “¿Y Danilo?”. “No, que no aparece, que no responde”. “Que me lo ubiquen”. Regresamos. Danilo, ¡pum! Se fue Danilo. Llamó Isaías Rodríguez una noche: “Presidente, mataron a Danilo”. “No, dime que no”. Por eso es que yo insisto tanto en los detalles, por una llamada a lo mejor no lo hubieran matado. Yo le pedí que se mudara, le pusimos una seguridad especial, pero lo agarraron solo, descuidado”, narró el comandante eterno en la referida publicación.

Hay órdenes de capturas activas, y alerta roja en la Policía Internacional, contra Johan Peña, Pedro Lander y Patricia Poleo, por presuntamente estar involucrados en el asesinato del fiscal del Ministerio Público.

El pasado 13 de febrero de 2013, por sentencia N° 07-0340 de la Sala Constitucional, decidió que el banquero Nelson Mezerhane y dos personas más vinculadas con el asesinato de Anderson no serán investigadas por este hecho.

“Se ordena el cese inmediato de todas las medidas de coerción personal y de aseguramiento impuestas por este Órgano Jurisdiccional a los ciudadanos: NELSON MESERHANE GOSSEN, EUGENIO JOSÉ AÑEZ NUÑEZ y FERNANDO JESÚS MORENO PALMAR”, expresa la sentencia.

Sobre esta decisión el diputado Pedro Carreño expresó que con esa sentencia queda firme la decisión que ordena el archivo de las actuaciones y culmina el proceso penal. Agregó que no sólo quedan sin efecto las medidas de coerción que hubiera decretado, sino que además los imputados pierden tal condición.

“Sabemos que es difícil establecer una autoría intelectual y que el único hecho que se constituye en una prueba fehaciente es la confesión (…) pero con elementos de convicción se pueden tomar decisiones”, sentenció Carreño.

No obstante, el pasado 27 de febrero de ese mismo año, la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia emitió una sentencia en la cual declara la eliminación de trabas procesales a los efectos de que el Ministerio Público pueda dar continuidad a la investigación del caso Danilo Anderson, sin ameritar ninguna autorización judicial y sin tener que iniciar nuevamente la investigación

Anderson de 38 años de edad recién cumplidos para el momento de ser asesinado, se crió en la parroquia La Vega, donde vivió 34 años. Estudió Geografía en la Universidad Central de Venezuela y posteriormente, Derecho en esta misma casa de estudios, donde se graduó en 1995. Trabajó, luego, como inspector general de Hacienda.

Ingresó a la Fiscalía General de la República en el 2000, después de participar en un concurso de credenciales que organizó este organismo, donde salió electo para un cargo de fiscal auxiliar.

Su competencia inicial fue el área ambiental, pero su actuación durante el golpe de Estado mostró la fuerza y la valentía para enfrentar el momento que vivía el país.

Desde ese año salió a relucir a la opinión pública y nunca más salió de allí. Atacado y vilipendiado por medios y políticos de la oposición, ello no melló en nada su disposición a hacer justicia.

Hoy, cuando se recuerda al fiscal valiente, es propicio para exigir, como lo hacen sus hermanos, que la justicia no deje sin castigo a los autores intelectuales de este crimen que conmovió a Venezuela entera.

No porque hayas caído, tu luz es menos alta, dicen unos versos memorables de Nicolás Guillén. Danilo cayó pero su tremendo combate por la dignidad, por la verdad y por la vida, brilla hoy con la más alta e inextinguible luz.

Fuentes: Varias

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve