Noticias / Opinión

15.Ago.2015 / 01:34 pm / Haga un comentario

Foto: Archivo

Por: José Ávila

Las nuevas formas de guerra contra Venezuela o cualquier país que puje por el parto de la emancipación económica y financiera están a la orden del día.

Esta tragedia echo sus bases desde que se cambio el patrón oro y se dio inicio a la mas escandalosa especulación financiera, a través de la creación de dinero artificial sin respaldo en la economía real, una vez concluida la segunda guerra mundial.

Los EEUU, con su sistema de banca privada, JP Morgan a la cabeza y la Reserva Federal (FED), dio inicio a la mayor estafa que el planeta tierra haya conocido. Organizaron un sistema de dominación financiera a través de las calificadoras de riesgo y se atribuyeron para si el papel del policía mundial en materia financiera y dieron paso a la organización un sistema de calificación unilateral de las finanzas mundiales sometiendo durante mas de medio siglo a los países del mundo.

Los países recién salidos de una devastadora guerra, asumieron este modelo impuesto por las calificadoras, pues tenían necesitaban de dinero para su reconstrucción. Con el pasar del tiempo, ese mecanismo muto a una forma de dominación y hoy en día sin ton ni son, esas calificadoras son usadas como instrumento de chantaje, terrorismo y presión.

Una vez impuesto el dólar como moneda de referencia mundial, lo demás ha sido coser y cantar. Desestabilizan países por medio de la llamada “falta de confianza de los mercados” siembran el terror financiero, atacan el valor de las monedas soberanas y fijan de forma arbitraria el llamado riesgo país.

El país que ose ser soberano, de inmediato es acusado de narco estado, estado forajido, violador de derechos humanos, corrupto y vaya usted a saber de cuanto falso positivo más.

Cuando Libia e Irak decidieron liberarse del patrón dólar, inmediatamente les invadieron bajo un falso positivo. El caso Siria y su milenaria resistencia es emblemático. Rusia y la India acaban de dar un inmenso paso al acordar transar sus operaciones comerciales en moneda local, para liberarse del patrón dólar.

Esta guerra es la oportunidad para unir voluntades entoldas las latitudes y de una vez por todas estabilizar la economía real del mundo y acabar con la especulación financiera.

Venezuela y la OPEP pueden dar el inmenso paso de pasar al patrón Petróleo, dándole respaldo a sus monedas locales con un bien que se transa en la economía real: EL PETROLEO. Rusia ha dado pasos en ese sentido.

Debe nacer una arquitectura financiera que determine mecanismo de valoración del riesgo de los países mediante elementos objetivos de la economía y donde la los elementos subjetivos desaparezcan.

A lo interno debemos evaluar el papel de la Banca y los Seguros e incrementar los controles en su Accionar especulativo para parar cualquier brote de la riqueza que no proviene del trabajo diario, sino de acciones meramente especulativas. Necesitamos la puesta en marcha del Banco del Sur para frenar esta locura que nos quieren imponer, con el fin de saquear nuestras riquezas y volvernos a la colonia.

Quién puede creer que un país como EEUU, con unas menguadas reservas energéticas, con una deuda que ya excede en 30% su PIB, pueda ser considerada en el mundo financiero un país sin riesgo? Que pasaría si en este momento todos los acreedores de la deuda Estadounidense decidieran cobrar sus acreencias? Que pasaría si Rusia, Irán, India, la OPEP, Unasur, el G77, China y el Alba decidieran abandonar el patrón dólar?

Son preguntas para la reflexión!

Venezuela es víctima de una brutal arremetida mediática para generar temor en los llamados mercados financieros mundiales, a lo interno se mueven mafias para sustraer vía contrabando y acaparamiento los bienes esenciales para el pueblo y por vía de la especulación destruir el salario de los trabajadores. Todo esto con la finalidad de generar una explosión social que desemboque en la ruptura del orden constitucional.

El Presidente Nicolás Maduro y las fuerzas patrióticas, resistiremos y venceremos a los realistas de hoy, que bajo el antifaz democrático pretenden hacernos nuevamente una colonia.

Nosotros como pueblo, debemos estar preparados para cualquier escenario que pretenda escalar el conflicto.

¡Chávez vive, la Patria sigue!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve