Noticias / Opinión

16.Nov.2015 / 10:25 am / Haga un comentario

Foto: Cortesía @MervinMaldonado

En la Primera Línea

Por: Mervin Maldonado

@MervinMaldonado

En estos días de movida política electoral donde entran en juego las diferentes formas de hacer campaña en el marco de las parlamentarias, se han dicho muchas cosas con verdades, medias verdades y mentiras, todo esto ante un sistema comunicacional gigantesco que nos bombardea de información o desinformación, según sea el caso. Por ello, es necesario que todos estemos con los sentidos bien alertas para que nadie nos engañe y tener conciencia de la realidad.

Ante este escenario, escuchando por aquí y por allá; leyendo esto y aquello; viendo una cosa y la otra, detuve por un momento mi agenda agobiante y como siempre busqué un espacio para la reflexión; recordé un poco de cuando era niño y más chamo, pregunté a los de mayor experiencia y vivencia, releí varias cosas de la historia, y recordé que en décadas anteriores se vivieron muchas cosas, muchos sacrificios, muchas injusticias, desigualdades, hambres, miserias, represiones, desempleo, desesperanza, entre muchas otras cosas y me dije ¿ahora que estamos en otra época, qué hemos hecho? Y me sentí culpable.

Sentí culpa porque me ha tocado en esta época participar como joven en lo que ha pasado y afirmé: Todo esto es culpa de Chávez. Es culpa de él y de todos los que lo acompañaremos siempre. Somos culpables que en Venezuela se haya reducido la pobreza y la miseria a casi cero, somos culpables por liberar al país de analfabetismo, culpables porque todos los niños pueden estudiar gratuitamente con calidad y cuentan con dotaciones gratuitas de libros, infraestructuras dignas, comedores, becas, útiles, computadoras canaimitas; de igual forma que los universitarios venezolanos quienes comprenden la segunda matrícula mas alta de América, tienen laboratorios, residencias, transportes, más becas y hasta tabletas electrónicas gratis, me sentí culpable cuando recordé que más de tres millones de abuelitos ahora es cuando tienen su pensión homologada al sueldo mínimo y con aguinaldos, y se siguen entregando a cada rato más, somos responsables que haya salud gratuita para todos, que nuestros deportistas brillen en nuestro país y en el mundo, que expresiones culturales del pueblo sean nuestras principales embajadoras en el planeta, que la ocupación laboral hoy sea la más alta de la historia y de la región, para mí no tiene perdón, y así de muchísimos logros que la revolución le ha garantizado a todos; tales como: Créditos productivos, mercal, pdval, turismo, barrio tricolor, electrodomésticos, carros, celulares, divisas preferenciales para turismo internacional, etcétera, pero al final la culpa no me dejó dormir y casi lloro de pesar cuando, algo que no ocurrió nunca antes en este país hoy se patentizó, el Presidente Nicolás Maduro entregó en estos días la vivienda 800 mil y dijo que este año entregará la 1 millón de la gran misión vivienda y que llegará hasta cubrir a todos los que necesiten un hogar. Todavía resta mucho por hacer para ser más culpables.

Al final dije ¡me siento orgulloso de formar parte de esa culpa de Chávez!

Sería bueno preguntar ¿de qué son culpables los demás?

¡Chávez Vive, la Patria Sigue!

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve