Opinión

30.Abr.2014 / 07:45 pm / 1 Comentario

Foto: redes sociales

A lo largo de la historia de la humanidad muchos han sido los momentos en que distintas fuerzas r reaccionarias han usado la quema de libros como instrumento de coerción, de control, intolerancia, desprecio al libre pensar y a la inteligencia. Ahí tenemos como ejemplo la quema de la biblioteca de Alejandría y también la de Constantinopla, la quema de manuscritos mayas por la Inquisición en México, la de libros y obras artísticas consideradas inmorales en la Florencia del siglo XV por orden de Savonarola, la de libros de autores “no alemanes” durante el gobierno nazi y, si nos acercamos más a la actualidad, el bombardeo con obuses incendiarios de la Biblioteca Nacional de Bosnia en 1992 o la quemas de las milenarias bibliotecas babilónicas productos de los criminales “bombardeos humanitarios” por parte de Estados Unidos en Irak.

“Muera la inteligencia” frase icónica de la barbarie franquista pronunciada por el General Millán Astray esbirro de la dictadura y uno de los fundadores de las falanges españolas, dirigida contra Don Miguel de Unamuno: poeta, escritor, republicano y una de las mentes más brillantes de la España del siglo XX. Frase que hoy nos recuerda a todos el odio, clasismo y desprecio desatado por estos días.

Así como los Nazis llevaron a la hoguera cientos de textos aquella fatídica noche del 10 de mayo de 1933 en lo que llamaban “su acción contra el espíritu no alemán” en un hecho igualmente lamentable (y a la vez preocupante) opositores en Tachira quemaron la madrugada de este martes (28 de abril) cientos de libros de la Colección Bicentenaria por considerarlos “adoctrinantes” y algo así como que ” van en contra del espíritu democrático”.

Esta acción, en una nueva muestra de los brotes de fascismo y neonazismo que han impregnados a ciertos sectores de la oposición venezolana, que derrotada en las calles y aislada en su violencia guarimbera, hoy con la trillada excusa del “Adoctrinamiento escolar” intenta revivir los más perversos métodos de las más rancias campañas antocomunistas.

Foto: Archivo

Terrible tener que hacer este parelelismo pero como diría Heinrich Heine unos de los autores cuyos libros fueron quemados aquella nefasta noche de 1933 en Berlín: “ALLÍ DONDE SE QUEMAN LOS LIBROS, SE ACABA POR QUEMAR A LOS HOMBRES”.

Silvestre Montilla

 

Comentarios

4.May.2014 12:49 pm
Pablo Pueblo (Apure) dijo:

Duros comentarios ofrecen la lectura de los ultimos sucesos de la jornada guarimbera en el Táchira.
Son verdaderas pruebas para la revolución Bolivariana. Ya se recuperó pacificamente el Tachira, Merida y las calles de Caracas. Ese es uno de los conocimientos que salen a la luz de del resto del pais. Deben haber mas dentro de esa caja de torturas ideologicas de la derecha fascista. La Patria sigue a pasos de vencedores por los rumbos revolucionarios del socialismo del siglo XXI, por los rumbos de Jose Carlos Mariategui, de Fidel, de por los rumbos trazados por nuestro comandante supremo Hugo Rafael Chávez!!!.
Independencia y Patria Sociaslista!!!
Venceremos

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve