Eduardo Piñate / Opinión

15.Jun.2015 / 05:04 pm / Haga un comentario

Por Eduardo Piñate R.

El 17 de mayo de este año la MUD realizó las elecciones primarias para escoger sus candidatos y candidatas a las elecciones parlamentarias de este año. Tales elecciones fueron anunciadas con bombos y platillos como el evento del cual saldrían los abanderados y las abanderadas de la oposición para dar al traste con la hegemonía chavista en la Asamblea Nacional para como un solo hombre (y mujer, supone uno) acabar con el gobierno de Nicolás Maduro, destruir la Revolución Bolivariana y borrar de la faz de la tierra todo vestigio de este régimen, para restaurar lo que el conocido cineasta Luís Buñuel calificó en su conocida y magnífica película como “el discreto encanto de la burguesía”, producido por los ríos de excremento y sangre de la explotación capitalista.

Ha pasado casi un mes y no hemos visto a estos candidatos, nadie en la MUD, ni Chuo Torrealba, ni ningún otro miembro de esa coalición de partidos políticos de la derecha reaccionaria y proimperialista, ha salido a decir cuáles fueron los resultados de tales comicios, quiénes ganaron y quiénes perdieron.

Lo que mal empieza mal termina, reza el dicho popular, y las primarias de la MUD empezaron mal. Veamos:

Primero dijeron que harían sus primarias en todas las circunscripciones electorales del país, que son 87, y terminaron haciéndolas en 34 solamente. Luego, establecieron una versión del voto censitario según la cual para votar no hay que pagar, pero para ser candidato sí; cada candidato tuvo que pagar 150.000 bolívares para poder postularse. Al final se postularon 110 precandidatos, de los cuales sólo 11 eran precandidatas y más del 80% superaban los 50 años.

En el resto de las circunscripciones electorales, es decir en 53, no hubo elecciones primarias, allí se imponen las cúpulas partidarias, los cogollos pues como los llamamos aquí en esta tierra en rebelión contra el capital y el imperialismo. En esa imposición de candidaturas cupulares siguen saliendo los viejos dirigentes de los partidos de derecha, las viudas y los viudos de la IV República, que relegan como hicieron siempre a los jóvenes y, en una cierta actitud misógina, a las mujeres.

Pero en el discurso se pretenden vender como que ellos son lo nuevo, son el cambio, cuando de verdad en Venezuela el único cambio posible es el revolucionario, que conduce al Socialismo Bolivariano y Chavista del siglo XXI. Lo nuevo está en nuestra Revolución Bolivariana que se revoluciona a sí misma todos los días.

En la MUD se imponen las maniobras y conciliábulos en negociaciones de unos pocos, ante el fracaso de las primarias que no resolvieron las divisiones que existen ahí.

Aquí tenemos que establecer los contrastes que hay entre la caricatura de democracia de la MUD y la democracia de verdad, viva, actuante, cotidiana, de nuestro partido, el PSUV, y la Revolución Bolivariana.

El PSUV convocó a elecciones primarias para escoger sus candidatos y candidatas a la Asamblea Nacional el 28 de junio de este año. Los precandidatos y precandidatas fueron postulados y postuladas en asambleas de las UBCH, nuestros órganos de base, en las 87 circunscripciones electorales del país. Por supuesto nadie tuvo que pagar ni un centavo. Entre los postulados y postuladas un poco más del 50% son mujeres y el 50% son jóvenes menores de 30 años. Los mayores de 50 años representan apenas el 15% de los postulados y las postuladas.

Hoy los 1.162 precandidatos y precandidatas del PSUV se despliegan en una campaña electoral en las 87 circunscripciones. Una campaña que tiene como elemento central el contacto directo con nuestro pueblo en las visitas casa por casa, asambleas y diversos tipos de reuniones; una campaña en la que la propaganda es pagada por el partido para garantizar el equilibrio entre todos y todas. Además, como demostración de la inmensa confianza que tiene la dirección de nuestro partido y nuestra revolución en el pueblo, el 28 de junio, en nuestras primarias tienen derecho a votar militantes y no militantes del partido, sólo basta que estén inscritos en el REP que es el padrón electoral para las elecciones nacionales.

Ya nuestro partido, el PSUV se encuentra en la calle desde el 26 de mayo en una campaña electoral que es el preludio de la que realizaremos para las elecciones parlamentarias de este año. Al mismo tiempo, avanzan las conversaciones con los otros partidos y sectores sociales que conforman el Gran Polo Patriótico para garantizar la alianza perfecta en todo el país y así obtener una contundente e inapelable victoria en esas elecciones.

Tiene razón nuestro pueblo cuando le dice a la MUD que lo que mal empieza mal termina. Su destino es la derrota y los revolucionarios de esta Patria vamos a trabajar duramente para que ese destino de la MUD sea una realidad, que al mismo tiempo será la victoria popular y revolucionaria en las elecciones de la Asamblea Nacional este año 2015.

Caracas, 14 de junio de 2015

 

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve