Antonia Muñoz / Opinión

9.Jul.2015 / 07:40 am / Haga un comentario

Comencemos por establecer como premisa que la única manera de fijar correctamente el precio justo de venta de un bien, es determinando el costo real de producción de dicho bien; y a ese monto sumarle la ganancia justa que deben obtener quienes realizan el trabajo para producirlo. Nadie puede trabajar a pérdida porque la actividad no sería sostenible en el tiempo. De lo que se trata es que las ganancias no sean especulativas o usureras, lo cual constituye delito establecido en el artículo 114 de la CRBV, de donde se desprenden las sanciones establecidas en la Ley de Precios Justos. Sin embargo, no todo el mundo debe aferrarse al artículo 32 de la Ley de precios justos para justificar 30% de ganancia, que es el máximo que establece la ley. Un ganadero eficiente o medianamente eficiente, tarda 2 ó 3 años para llevar un becerro a 480- 500 kg., que es el peso de beneficio de un novillo o toro. Hay empresas que compran ganado para llevar a matadero, el cual muchas veces es de la misma empresa, la cual también puede ser la misma que lleva las canales (los animales beneficiados, a los cuales se les ha retirado cuero, cabeza, patas y vísceras) a las carnicerías donde son despostadas y ofrecidas a las y los consumidores como carne de primera, de segunda o de tercera. Quien compra, beneficia y vende a las carnicerías, no puede tener la misma ganancia que quien cría, levanta y ceba. ¡¡NO ES JUSTO!!

Se conoce ampliamente cual es el peso aproximado de la canal de un bovino. Un novillo (torete) y el toro rinden en canal entre 52 – 53%. Por si sirve de algo, cuando un novillo de 480 kg de peso vivo es beneficiado, se obtiene una canal que pesa aproximadamente un 53% del peso del animal vivo (480 kg x 0,53%.)=254,4 kg de carne con hueso. Esta canal de 254,4 kg, al ser despostada rinde aproximadamente 76% de carne vendible, a precios que dependen del tipo de clasificación: el lomito, solomo de cuerito y punta trasera pesan 31,2 kg en total. La pulpa negra, muchacho redondo y cuadrado, ganzo, chocozuela y pollo de res, pesan en total unos 48,5 kg. Ambos cortes suman en total casi 80 kg que se venden como CARNE DE PRIMERA. El rendimiento de CARNE DE SEGUNDA es de casi 73 kg y el rendimiento de CARNE DE TERCERA (carne con hueso como costilla, pecho y lagarto con hueso) es de 41,4 kg del peso. Una vaca de 350 kg rinde en canal entre 48 – 50% de carne, así que de una vaca de 350 kg se obtiene una canal de 175 kg.

En cuanto a la determinación del precio justo de la carne bovina, uno no comprende cómo a principios de 2015, mientras el gobierno decía que 1 kg de novillo en pie debía fijarse en Bs. 65, la oposición decía que el precio debía ser Bs. 110/ kg. Una discrepancia de Bs. 45/kg hace pensar que alguno de los dos sectores manejaba una cuenta muy mal sacada. Si el MPPAT estaba equivocado, se perjudicaba drásticamente al productor, quien es el eslabón más importante de la cadena productiva porque corre con los mayores gastos, riesgos y trabajo durante 2, 3 ó 4 años; según sea el nivel de tecnología usado en el proceso productivo. Si la oposición estaba abultando las cifras, sin duda favorecía a los ganaderos, pero inflaba maliciosamente el precio de la carne a lo largo de la cadena, impactando negativamente a los consumidores y contribuyendo a la inflación- ¿No habrá forma que la gente que sepa de producción de carne del Vice – Ministerio de producción animal y el gremio que apoya a la oposición (Fedenaga) y los que apoyan al gobierno (Confagan y Fegaven) se sienten en una mesa de trabajo para analizar a la luz de la verdad y sin mentiras, el costo de los insumos que inciden en la producción de bovinos de carne? Si hacen el ejercicio sugerido podrán darse cuenta de cómo es el acaparamiento y la especulación en ese nivel y se podrá meter en cintura a más de un usurero.

Volviendo a la fijación de Precios Justos de la carne, el 20 de febrero de 2015, según Providencia Administrativa (P. A) Nº 038, la SUNDDE fijó el precio de la carne en pie (animal vivo) a Bs. 65.00; 61.95 y 42.66 para torete o novillo, toro y vaca, respectivamente. Ante la aplicación de esta medida muchas carnicerías cerraron sus puertas argumentando que no podían vender el kg de carne a Bs. 250/kg la de primera, a Bs. 220/kg la de segunda y a Bs. 160/kg la de tercera, como lo establecía la P. A Nº 038, ya que los distribuidores de carne le vendían en aproximadamente Bs. 210 un kg de carne en canal. No puede ser que legalmente el kg de peso vivo de bovino sea Bs.65, por debajo de la mesa pareciera haberse aceptado Bs. 88/kg; sin embargo en la calle, a juzgar por los precios a los cuales están vendiendo las carnicerías (entre Bs. 600 y 800 el kilo de carne), el precio especulativo del Kg de bovino en pie pareciera ser Bs.180.

Por toda la explicación anterior se comprende lo vital que es determinar cuidadosa y objetivamente, el verdadero costo de criar un bovino hasta llevarlo a peso de beneficio. Obtenido el costo de producción del ganadero se determina el porcentaje de ganancia, que en nuestra humilde opinión es el único eslabón que debe ganar 30%. Beneficiar un bovino en el matadero es una actividad industrial importante, pero la ganancia debe ser menor que la de criar al animal. No debe olvidarse que parte de la ganancia del matadero son los cueros, la panza, la cabeza, los cachos, los cascos y hasta la sangre. Ahí no se pierde nada. Supuestamente el traste (laringe y tráquea (guerguero), pulmones o bofe, lengua, hígado, corazón, riñones), dizque se utiliza para pagar el transporte de los animales de la finca al matadero. Pregunto yo: ¿Y por qué el transporte lo tiene que pagar el ganadero? Finalmente hay un costo por la distribución de las canales a las carnicerías. Este último eslabón no debe ganar 30% porque su trabajo, aunque importante es despostar y vender. Cuando no hay reglas claras, reina la anarquía, todo el mundo pesca en rio revuelto y hace lo que le viene en gana.

Guanare, miércoles 08 de julio de 2015.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación. Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos. Si quiere expresar alguna queja, denuncia, solicitud de ayuda u otro tema de índole general por favor envíe un correo a contacto@psuv.org.ve