Roberto Malaver

  • Foto: Archivo

    La Feria del Insulto

    Aquella tarde de julio de 2016, Henry Ramos Allup, montado sobre la tarima de la Feria del Insulto, estaba tan feliz porque había logrado, a punto de insultos, que el país se olvidara de los seis meses de vida política que le había dado al Presidente Maduro: “No hay nada como un buen insulto para crear una cortina de humo” pensó el hombre mientras se buscaba el motor arrechísimo en la tarima.

  • Foto: Archivo

    La madre patria está preocupada

    Acaba de llegar de Barcelona, España, y como quiere contar cosas, tiene la palabra Cinthya Machado Zuloaga: “Aquello es una locura, amigo, a Rajoy se le ocurrió darle residencia a Leopoldo López Gil, a Miguel Henrique Otero, a Beatriz de Majo, y siguen miles de firmas más, y aquello fue una fiesta patronal, es decir, de patrones.

  • Foto: Archivo

    Ramos Allup es un fraude

    Declare, compañero: “El domingo 15 de agosto de 2004 hice mi cola y voté por el SÍ para revocar al dictador Hugo Chávez Frías. Después, cuando vi que el CNE anunció que habíamos perdido el revocatorio, me encerré en mi casa a esperar que pasara lo peor.

  • Foto: Archivo

    Amnistía

    Si me han de matar mañana, que me maten de una vez!! Acabamos de aprobar la Ley de Amnistía en su primera discusión, y aquella vaina no tiene perdón de nadie.

  • Foto: Archivo

    Regreso al pasado

    Está releyendo Oriana Fallaci se entrevista a sí misma, y a su lado está otro de los mejores libros de la periodista italiana, Entrevistas con la Historia, Arquímedes Salazar, el analista nacional e internacional, se está reencontrando con el pasado. Allí, en el libro que tiene en sus manos dice que “está muy bien escrito y definido el terrorismo, la rabia contra los asesinos que descuartizan, cortan cabezas y dan tiros en la nuca a los que no comulgan con sus ideas”.

  • Foto: Archivo

    Recule

    ¡ No me empujen que yo me caigo solito! Tremenda vaina le echamos a nuestros compañeros. Después que, con esa cara de gallo giro, habíamos dicho que “juramentamos a los compañeros del estado Amazonas porque así lo queremos nosotros, que somos el Estado,”, venimos ahora y dimos un recule que llegó hasta más allá de Macho Muerto, en Margarita es una lágrima.