Eduardo Piñate

  • Foto: Referencial

    Los pueblos del mundo con Venezuela

    Uno de los objetivos de la contrarrevolución es aislar a Venezuela del conjunto de las naciones del mundo. La derecha venezolana proclama nuestro aislamiento, pero la realidad, que es terca, se encarga de desmentirla.

  • Foto: Referencial

    Nuestra democracia

    Nuestra democracia, la bolivariana, la socialista, la chavista, es participativa y protagónica. Está basada en el ejercicio directo del Poder por parte del pueblo, como está establecido en el artículo 5 de nuestro texto Constitucional. Nuestra democracia es superior al modelo democrático liberal burgués, hegemónico en el mundo a partir de la Revolución Francesa, el […]

  • Foto: Archivo

    Derrotando la traición

    La historia demuestra que a toda revolución, cuando es verdadera, le surge una contrarrevolución, y de su seno surgen individuos y corrientes que, negando el contenido esencial de estas, terminan –las más de las veces por razones innobles– poniéndose al servicio de las fuerzas contrarrevolucionarias. Allí se genera la más despreciable y miserable de las conductas humanas: la traición.

  • Foto: Referencial

    El pueblo Constituyente vence la traición

    Estamos en tiempos de definiciones. La humanidad ha llegado a un punto de inflexión en el que la contradicción capital-trabajo ha devenido en la contradicción vida-muerte.

  • Foto: Archivo

    Obama en Cuba y Argentina

    Nuestra América es en la actualidad escenario de las contradicciones más importantes que rigen hoy la dinámica de la sociedad a escala mundial. Por una parte, en nuestro continente se desarrolla buena parte de la lucha por la hegemonía de la economía capitalista mundial entre el imperialismo yanqui y sus aliados europeos de un lado, y del otro, las llamadas economías emergentes con China, Rusia y la India al frente.

  • Foto: Archivo

    Una respuesta necesaria

    Por Eduardo Piñate R. En el programa “José Vicente Hoy”, del pasado domingo 20 de marzo, estuvo de invitado el economista y presidente de la empresa encuestadora “Hinterlaces”, Oscar Schemell,  quien realizó un conjunto de consideraciones políticas propias de las corrientes más conservadoras –es decir, socialdemócratas- que acompañan hasta este momento a la Revolución Bolivariana […]

  • Foto: Archivo

    La Educación, proceso esencial para construir el Socialismo Bolivariano en la actual coyuntura geopolítica

    El 10 de enero de este año escribí una ponencia para el IV Coloquio de Educadores del Municipio Mejías (San Antonio del Golfo) del estado Sucre (Desafíos para una Educación Emancipadora en la Coyuntura Geopolítica del Presente: un enfoque geohistórico). El asesinato del camarada Ricardo Durán me impidió asistir a dicho coloquio, no obstante, pude enviar la ponencia que fue leída y debatida en el marco de esa actividad. Por considerarla de interés para el debate que está abierto sobre la Educación en esta etapa de la Revolución Bolivariana y las amenazas que contra ella ya comienzan a perfilar –otra vez- los sectores contrarrevolucionarios, la reproduzco integra en esta oportunidad.

  • Foto: Archivo

    El 4 de febrero de 1992 y la necesaria Rebelión Chavista de hoy

    Hace varios días conmemoramos 24 años de la revolución del 4 de febrero de 1992. Esa rebelión de jóvenes militares venezolanos, principalmente del ejército, comandada por el Comandante Supremo Hugo Chávez, partió la historia de Venezuela en dos; antes y después del 4 de febrero de 1992.

  • Foto: Archivo

    Febrero de Rebelión, Febrero de Combate

    Desde la llegada de los invasores europeos a nuestras tierras, las venezolanas y los venezolanos hemos sido un pueblo combatiente por la libertad y la justicia.

  • Foto: Archivo

    El debate de la política económica en Venezuela hoy

    La contrarrevolución que hoy es mayoría en la Asamblea Nacional decidió no aprobar el Decreto de Emergencia Económica emitido por el presidente Nicolás Maduro el pasado 15 de enero. Con esta decisión queda en evidencia, una vez más, que el único interés de esa ultraderecha asociada al imperialismo, es el derrocamiento del gobierno y la destrucción de la Revolución Bolivariana, que su retórica del cambio no es sino discurso demagógico para engañar incautos.